Bgo en Trento 57

Ya sabéis que hoy ha sido un día clave. Clave y frío. Clave porque había que cambiar las sábanas y había revisión de cuartos. Frío, pues porque hace frío. Pero yo me apichono por el frío.

Me he despertado, he desayunado, me he vestido y he ido a cambiar las sábanas. He mirado el reloj y eran las 8.13 y el cambio de sábanas no empieza hasta las 8. Y me he dicho a mí misma: “bueno, pues esperaré a que vengan las señoras de las sábanas”. Pues no os lo vais a creer, pero estaban repartiendo sábanas ya y encima había cola. Luego he hecho la cama y la he hecho bien para dar buena impresión en la revisión.

He subido andando al trabajo y la verdad es que no he sentido frío. Más he sentido la lluvia que ha empezado de improviso. Menos mal que no ha sido mucha. La mañana la he pasado anotando un documento y admitiendo que sí, que tengo que mejorar las guidelines. Lo admito. En un rato que tenga tiempo con prioridad media-alta.

Por la tarde me he dedicado a la negación. Me ha tocado una frase con 4 negaciones incluso. Ya he quedado con Anne-Lyse que sería ideal acabar la primera versión de las guidelines para el viernes. Así que ahí hay trabajo.

Luego he quedado con la que me vendió la cámara que me ha traído el cable del cargador y la caja y esas cosas. Ya me ha dicho que cuando llegue la tapa del objetivo que encargó, me la da. Y a este paso me hará falta, porque la que pedí yo no sé si llegará algún día.

He ido a la resi y he visto que había un aviso de correo en mi puerta. ¿sería la tapa? ¿sería la tarjeta de Trenitalia? ¿sería la cámara? No, eso no. He ido a la recepción y he pedido mi paquete que ha resultado ser la tarjeta de Trenitalia. Le he dicho al hombre que estoy un poco mosca porque llevo mucho tiempo esperando la tapa y me ha dicho que ahí no ha llegado. Y le he preguntado: “¿pero vosotros pedís una identificación o algo cuando dáis un paquete?” y me dice: “a veces sí… a veces no…”. Y le he dichoq ue deberían, que a mí me acaba de dar una carta de Begoña Altuna solo por enseñarle un papelito. A todo esto, la tarjeta de Trenitalia es de prepago, se podría usar para varias maldades a nombre de Begoña Altuna antes de que Begoña Altuna se diera cuenta. Total, que me dice el tío: “no, si tienes razón, ensélame un documento”. Creo que le he dado un escarmiento. Pero es que podría llevarme un portátil traído de Amazon tranquilamente sólo enseñando un papelito.

Luego he hecho la compra y he aprovechado para comprar productos de marca blanca, que los ponen con un 20% de descuento. La leche ha vuelto (menos mal) a 82 céntimos por litro. Eso sí, le han puesto tapón al brick. En serio, me parece vergonzoso ese precio. Estoy pensando comprarme mi propia vaca, jardín tengo de sobra.

He venido a casa y he pedido que me manden otra vez la tapa del objetivo, pero esta vez he pedido que me lo manden al trabajo, para eliminar la incógnita del ladrón misterioso de mi pasillo si es que lo hay.

Y luego hemos celebrado el cumple de Viktoriya. Hemos pasado un buen rato, la verdad. Nos lo hemos pasado bien. Mi plan era ir a ver unos conciertos al lado de casa después de cenar, pero he pensado que es mil veces mejor socializar con la gente del piso. Ya sabéis que yo siempre digo que es mejor estar rechoncho (porque el socializar casi siempre lleva comida) y tener amigos, que estar cachas y aburrido.

Luego me he duchado y os he escrito.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s