Bgo en Trento 48

Os escribo desde el hostel de La Spezia, no espereis tildes. El dia ha empezado pronto hoy, a las 6.30 para ser mas exactos. HE desayunado, he cogido la mochila y he ido al bus. Bus que me ha esperado cuando me ha visto correr hacia el. Habia otro bus en 7 minutos, pero ha decidido esperarme. En el bus iba a mi bola y me he saltado la parada, pero no ha sido nada grave y he llegado perfectamente a tiempo al bus de La Spezia.

La primera mitad del viaje he dormido y me he despertado en algun sitio alli por Modena, mas o menos. El chofer al de un rato ha dicho que ibamos a parar en un area de servicio durante 30 minutos y que el bus saldria a las 10.30. He mirado el reloj y eran las 9.50, asi que me he dicho a mi misma “que 30 minutos mas largos!”. Me he bajado del bus, he hecho pis, he leido mirando hacia el bus de vez en cuando y a una de estas el bus ya no estaba. Os podeis imaginar mi cara. He echado a correr hacia la salida del area de servicio y he parado el bus practicamente en el inicio de la incorporacion a la autopista. Os juro que del susto que me he llevado, esto no me vuelve a pasar en la vida. A ver que hacia yo en medio de la nublada llanura padana sola. Menos mal que tenia mi mochila conmigo y no estaba en el bus, pero aun asi.

La Spezia es bastante mas de lo que me esperaba, pero bastante mas pequenno del o que me esperaba tambien. El bus nos ha dejado en casadios, pero en 10 minutos estabamos en el centro. Estaba pensado que el bus llegara a la 1 a La Spezia, hora razonable para comer aqui, pero debido a dos estupendos atascos (nada relacionado con que el chofer me haya esperado en el area de servicio, porque ese retraso lo ha recuperado en Parma sin problemas) hemos llegado casi a las 2. Tarde para comer en Italia. Encima yo no tenia cash, asi que antes de ir a comer a ningun sitio, tenia que encontrar un cajero.

HE echado a andar, he encontrado un cajero, he sacado dinero y he intentado comer en un bar que parecia agradable. Pero era demasiado tarde y no me han querido dar de comer. Asi que he ido a una panaderia/focaccieria y me he comprado una focaccia, que es basicamente una pizza gorda. Y luego he visto la ciudad tranquilamente con el bolsiòòo y la tripa llenos.

La Spezia va mejorando segun vas andando. La zona de la estacion de buses era mas fea que un pie, luego he llegado a una zona de edificios con altos soportales, muy tipicos en Italia, que me han recordado un poco a Livorno. Eso si, todos los negocios cerrados, ya sea porque era hora de comer, ya sea porque llevana annos cerrados. Esta un poco de capa caida el asunto en esta ciudad. Pero ya me he ido acercando al centro, he encontrado un bonito parque con palmeras (es que aqui hace buen tiempo) y he visitado el puerto deportivo. Madre mia que yates y que veleros. Al lado esta tambien el puerto militar, pero no se puede visitar, es zona restringida.

Lo que si se puede visitar es el museo de la marina. En fin, bastante chunguillo, pero es barato tambien y se ve que se esfuerzan y tienen las maquetas y los torpedos impecables. En el museo he visto dos pedromaris: vaqueros, camisa de cuadros, 60 annos y viajando solos. Pedromari, no estas solo, puedes hacer un club de viajes con sennores asi, aunque seguro que todos preferis viajar solos.

Luego he ido al hostel, que esta convenientemente situado en el centro de la ciudad y he hecho el check in. El recepcionista es muy majo y me ha ensennado la habitacion y tal y me ha pedido disculpas porque habia una chica delante y he tenido que esperar 3 minutos (tengo que decir que el servicio es bueno y que incluyen sabanas aunque en Booking no lo decia). He dejado mis ropajes y he salido a patear la ciudad con una mochila mas ligera. Primero he subido al castillo para tener una buena panoramica de la ciudad, pero estaba cerrado y no hay manera humana de ver nada si no es desde ahi, porque en el resto de fincas han tenido el detalle de poner una red opaca para que la gente no pueda compartir con ellos el privilegio de la vista de la bahia. Asi que he bajado al centro, odiando a esos que viven en la colina.

El centro de La Spezia es muy pequenno, pero esta muy animado. Hay tiendas y bares y parece que toda la ciudad estaba en la calle. Bien, es que era sabado a la tarde, no esperaba menos. He deambulado y he comprado unos ravioli para cenar. Y me he dado otro paseo por el puerto. Y cuando me he cansado he vuelto al hostel.

Antes de cenar he tomado una cerveza artesanal mientras hablaba con un irlandes que trabaja en hostels y que actualmente esta afincado en Camboya. Hemos estado hablando de muchas cosas, pero sobre todo de Cinque Terre, porque el tio lleva una semana haciendose los caminos. Me ha venido bien la conversacion porque iba yo bastante happy, pero me ha dicho que hay bastantes cuestas y que hacen falta 3 horas para ir de pueblo a pueblo. Sin problemas y en caso de desesperacion, me pillo el tren. Mannana madrugare mucho (a las 7.15 quiero decir, que hasta las 7.30 no empieza el desayuno en el hostel) y cogere el tren lo antes posible para aprovechar al maximo la luz del sol.

He cenado mis ravioli y me he puesto a hablar con el recepcionista, que resulta que es linguista y que da clases de italiano en la escuela y que trabaja en el hostel los fines de semana. Y ahora os estoy escribiendo. Ahora me duchare y me ire a dormir, que parece que no he hecho mucho, pero me he cansado bastante.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s