Bgo en Trento 43

Bueno, hoy antes de nada voy a saludar a Xora que se ha pasado el fin de semana leyendo mi blog y está ansioso por saber qué ha sido de mí este fin de semana. Y es que ayer no escribí porque llegué reventada a casa.

Ayer el día comenzó a las 6.20. Desayuné, me vestí, hice la mochila y fui a la estación donde me encontré con Anne-Lyse para ir al lago de Carezza. Compramos el Alto Adige Pass que te da carta blanca para viajar desde Trento hasta todos los sitios que se quieran en Alto Adige y cogimos el tren a Bolzano.

Cuando nos bajamos en Bolzano cogimos un bus. No es muy obvio lo de coger un bus en Bolzano porque los diferentes buses, tanto urbanos como extraurbanos aran en marquesinas al rededor de la estación pero que están separadas, por lo que hay que saber qué bus hay que coger y dónde. Pero como Anne-Lyse sabía qué bus y dónde cogerlo, todo fue perfecto.

Llegamos al lago de Carezza después de un viaje de 50 minutos entre pinos y con un cambio de bus en medio de la nada porque digamos que el bus se desdobla. Es una cosa muy curiosa la verdad. Total, que el lago de Carezza está a 1520 metros y ayer estaba nevado. Nevado y aún no es noviembre. Es un lago muy bonito que se caracteriza porque las montalas se reflejan en él, pero estaba bastante seco y entonces estaba un poco chungo de pillar bien los montes en el agua. Es un laguito pequeño y se le da la vuelta en 30 minutos o así con fotos incluídas.

DSCF4978.JPG

Luego cogimos otro bus y seguimos hacia arriba hacia el paso de Carezza. Ahora es temporada super baja y los hoteles de la zona, estilo El Resplandor, están cerrados y dan bastante miedito. Nosotras hicimos un paseo por el bosque y hasta el “laberinto”, que es básicamente un montón de piedras que se han ido desprendiendo de la ladera. Hay un camino marcado por lo que no te pierdes, pero la verdad es que son muchas piedras.

Comimos en un refugio, anduvimos por senderos variados y nos tomamos un chocolate caliente mientras esperábamos al autobús. Y luego dimos una vuelta por Bolzano. Si  no fuera porque quiero volver para ver a Ötzi la momia que encontraron congelada, casi daba ya por vista la ciudad. Me pareció que tenía bastante ambientillo aunque es pequeña también.

Luego cogimos el tren y volvimos a Trento donde nos tomamos una cerveza. Bueno, la cerveza me la tomé yo, Anne-Lyse se tomó un “Hugo” que es sambuco, prosecco, menta y no sé que más. Me dió para probar y está bueno, la verdad. Bastante mejor que el Spritz amargo ese que toman.

Luego volví a casa y descansé, que bien merecido lo tenía. También respondí a una chica que se ha interesado por mi piso de Donosti. A ver si cuaja el negocio. También es aquí donde Xora empezó a leer mi blog.

Hoy me he despertado tranquilamente, he desayunado y he mirado cuándo había buses para Riva del Garda. Es que he estado haciendo cuentas y tengo tantos planes que no sé qué me va a dar tiempo a ver. Total, que me he vestido, he hecho la mochila y he ido a la estación de autobuses. He cogido el bus y en 83 minutos he llegado. Riva del Garda está a 41 km de Trento, pero creo que el bus va hasta Palermo para llegar al Garda, porque ¡madre mía qué viaje más largo!

En Riva he enfilado hacia un camino que hay por la orilla oeste hasta llegar a Regina Mundi, que es un mirador con una virgen. Véase la imagen.

dscf5062

La carretera, la “Pondale”, es una carretera vieja que ahora se usa para andar en bici y pasear. Va por toda la orilla y tiene un puesto de control de los austriacos (una especie de búnker para controlar la carretera), una cascada, un restaurante… He picoteado un poco en el mirador de la virgen y he bajado porque ha empezado a llover.

Mi plan tras bajar era visitar la central hidroeléctrica de Riva, pero a) sólo se puede con visita guiada y b) cobran 15 euros a la gente entre 27 y 64 años. Me estoy planteando seriamente dejar de ir a museos, no son normales los precios. 15 €, 10€… por un puto museo. No, lo siento, no hay museo que valga eso, ni el Louvre.

He dado una vuelta por Riva, que es bastante bonito, me he tomado un chocolate, ha llovido… supongo que hubiera disfrutado más de Riva si hubiera hecho bueno, aunque bueno, queriendo podría haberme pasado la tarde de tiendas (caras) porque estaban abiertas absolutamente todas, era un poco estilo San Juan de Luz.

dscf5081

He cogido el bus y he vuelto a Trento. Por cierto, aquí en los buses extraurbanos sólo se paga a la subida, o sea, todo el mundo igual, el que recorre 40 km y el que recorre 10. No me parece muy justo. Mucha smart city/region, pero fallan mogollón en estas cosas obvias. He cogido la bici bajo la lluvia, la he aparcado y he ido donde el marroquí a comprar una pizza.

No sé si las pizzas de este tío son malas (la de atún no fue tan mala) o es que ya me he aburrido de la comida italiana. Vale que como en el comedor del trabajo y que ya ha empezado a repetirse el menú, pero creo que el uso de tanta hierba monotoniza la comida. O sea, está bien usar hierbas aromáticas a veces y a mí me gusta mucho el basílico, por ejemplo, dios me libre, pero al final todo sabe a orégano, basílico o salvia.

Me he duchado y os estoy escribiendo.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s