Bgo en Trento 33

Hoy estaréis intrigados por mi experimento de confianza. De momento los resultados no son los esperados y creo que me quedaré sin cámara y sin 230 €. Tengo un mal presentimiento. Esto, además, no es como cuando compro por Aliexpress, que se pierde la esperanza pero el producto llega al de un mes, esta vez creo que he pecado de confiada. Según la vendedora, me ha mandado ya la cámara, me llegará el viernes y ha dejado mi número al repartidor por si no me encuentra en casa, pero aunque me ha dicho que me manda el recibo dos veces, aquí sigo esperando. En fin, el viernes veremos.

Por otro lado 230€ por una lección que me valdrá para siempre, no es un precio alto. El carnet de coche me costó (bueno, a Pedromari) muchísimo más y al de barco todavía no le he sacado ni media rentabilidad. He de decir que he pactado con piratas muy honrados previamente y por eso me he fiado esta vez también. Supongo que en general soy muy afortunada.

De todas maneras, tengo la dirección y el teléfono de la vendedora, pienso inscribirla a todas las revistas, ofertas y todo lo que encuentre por ahí. Si no me llega la cámara, claro. Aunque bueno, con la cámara igual también, para agradecerle su seriedad.

Y aparte de esto, esta gélida mañana de octubre ha empezado con un magnífico desayuno para tomar fuerzas para subir a Povo. La verdad es que frío no paso, pero ya he visto escarcha entre los viñedos. Tranquilos, de todas maneras, porque parece que las temperaturas subirán la semana que viene.

En el trabajo HeidelTime me ha funcionado casi perfecto, he hablado sobre factualidad con Anne-Lyse y me he puesto al día con lo que estamos tramando con la negación. Se huele una reunión mañana. Pero el asunto va, creo que esto de la negación será relativamente fácil.

Luego he hecho un poco de compra, he cogido el bus y he venido a casa a ver Juego de Tronos. A este paso, me acabo la serie rápido, pero es que engancha. Sí, he empezado a verla ahora, he sido siempre un poco reticente esperando a que saliera el 6º libro, pero me he dado por vencida. Aparte, Xora ve también Juego de Tronos y es muy importante ver series en familia en el piso. En Casa Merche se creaba un ambiente muy agradable aunque luego no nos viéramos el pelo en todo el día.

He cenado en la cocina hoy con Antonella y Vito (sé que os viene a la mente decir “Corleone”, pero de momento no ha hecho desaparecer a nadie). Entre otras cosas hemos hablado de la calefacción. Es que hace frío, no os podéis imaginar las duchas que me pego para meterme caliente a la cama. Y en la cama he puesto todo lo que se puede poner: una camiseta debajo del pijama, la manta y la colcha. Ahora en la cama ya no paso frío, pero de 9 a 11, se pasa. Pero estoy más tranquila porque me han dicho que ellos también pasan frío, así que no soy yo que no sé encender la calefacción o algo. Antonella, me ha dicho, además, que hasta el 15 o así no encienden la calefacción y que ni lo intente con el termostato, que no voy a conseguir nada. Al preguntarle también de dónde sale el calor, me ha dicho que sale del suelo. La verdad es que estaba intrigada porque no hay ni radiador ni media rejilla de ventilación.

Vito, por su parte, me ha dicho que mañana me va a cocinar un plato típico de su tierra, Brindisi, para cenar. Perfecto, oye.

Y ahora os estoy escribiendo. Apasionante vida la mía.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s