Bgo en Trento 26

Hoy me he despertado, he desayunado, me he vestido y salido a por el bus. Cuando me he bajado en Povo me ha saludado un indio. No sé cómo se llama, pero un día bajando de Povo se sentó a mi lado y se quedó dormido y le tuve que despertar para poder salir y me dio las gracias por haberle despertado en su parada. Y ahora cada vez que me ve, me saluda y me da conversación. Es de Kerala y trabaja en ciber seguridad.

La mañana la he pasado básicamente haciendo cosas administrativas como hablar con el CAU, ese ente de la UPV que se supone que arregla problemas informáticos después de liártela petarda. Esta vez no sé si es problema suyo, pero la solución… en fin… “prueba con otro navegador”. No sé ni por qué les hago caso.

En la comida he descubierto que Mohamed es sólo 6 meses mayor que yo y que lo suyo es un matrimonio apañado, que él no quería casarse, que sólo quería salir de Gaza, pero que la condición de sus padres para dejarle marchar era que se casara. Son gente extraña estos gazatíes, aparte de que la guerra de verdad les ha causado estragos.

Por la tarde he ido a la presentación de un becario que ha trabajado con el equipo de HLT (o sea, donde estoy yo) en un experimento de procesamiento de partidos de fútbol. Aquí la gente tiene dos opciones a los 15 años: el liceo y luego la universidad o 5 años de escuela superior. Y tanto unos como otros tienen oportunidad de hacer prácticas en empresa. O sea, ya se fían de gente de 18 años recién salidos del liceo para hacer prácticas. Creo que es también porque ya desde los 15 se especializan bastante. Luego en la universidad no hacen más que estudiar teoría, por lo que observo en la cocina.

Luego he intentado una cosa, pero hay que cambiarle el formato para que sea útil y para eso hace falta que alguien escriba un script. Un script fácil, ojo, yo tardaría como 2 semanas en escribirlo. Pero fácil para cualquier otro.

He venido a casa, he participado en un juego de la UPV en el que daban un cubo de Rubik a los 70 primero y magníficos premios en metálico para los grandes vencedores. Yo he perdido más de la mitad del juego intentando entender cómo funcionaba y aunque al final he salvado los muebles, pero estaré en la muy cola de la campana de Gauss de los participantes.

Luego he bajado al super a recargar el móvil. Elegí la compañía del super de debajo de mi casa porque era lo más barato, aunque el hecho de que esté abierto todos los días es harto práctico también.

Luego he venido a casa, he acabado el juego y he cenado. Y ahora estoy viendo Acapulco Shore. Es una joya lingüística, qué metáforas les salen, así sin quererlo. No os voy a decir que lo veáis, pero ya me perdonaréis si a veces uso expresiones rarunas, algún día se me tendrá que escapar alguna.

Para finalizar, Winter is coming to Trento. Hace frifri ya y no parece que esto vaya a cambiar… Pero tranquilos, he traído ropa adecuada. Cuando hice la maleta me costó recordar que en invierno hace frío por el verano que hemos tenido, pero sí que cogí cosas de invierno.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s