Bgo en Trento 22

Ayer no escribí porque fui a conocer la noche trentina. Una mierda, pero empecemos por el principio.

Ayer descubrí qué demonios quieren que haga en la presentación, así que ya sé mas o menos lo que tengo que contar. La pregunta fue ¿pero quién va a ir a la presentación? y Manuela me dijo que probablemente Anne-Lyse y ella y que la Tonelli había pedido la presentación porque no iba a estar. O sea, peña que sabe de lo que va el tema. También me dijeron que tenía 40 minutos. Podría haberlo preguntado antes también.

Mara nos invitó a café con todos los bonos de café acumulados que tenía, corregí unas últimas cosillas del artículo y por la tarde lo fui a subir. Entro en la web del congreso y veo que me manda a una web japonesa. Pruebo con links que tenía en el historial y nada, en todas la web japonesa. Salgo al pasillo, y según me ve Mara me dice que han hackeado la web y que están intentando arreglarla. Todo el mundo intentando entrar para subir el artículo y no había forma. En realidad a los Mac no les afectaba el hackeo, una cosa muy curiosa.

Menos mal que yo tenía guardado por ahí el link de la web de gestión de artículos y lo pude subir. Y con el trabajo bien hecho me fui a casa, recogí la ropa que tenía colgada y salí para el centro porque íbamos a celebrar la despedida de Mara.

Primero escuché una charla sobre gestión de recursos alimentarios o alimenticios, no sé. Y en resumen: hay que comer poca carne, hay que consumir local pero productos que crezcan bien en el terreno, que plantar tomates en Inglaterra es menos ecológico que llevarlos desde El Ejido.

Cenamos pizza y bebimos cerveza. Mi opinión sobre la fiesta en Trento es que es bastante mierda. La cerveza es mala (porque ponen esa cerveza de txosna infernal en algunos bares), la música está baja porque tienen unas ordenanzas antiparty muy heavys y la gente es sosísima. Pero bueno, ya bailamos los éxitos del verano (todos en castellano, que parece que en  Italia no cantan), me cogí la bici y me vine a casa. La cosa es que salí de fiesta por curiosidad científica, me gusta ver cómo hace fiesta la gente en diferentes sitios. En el caso de Trento ya he saciado con creces la curiosidad.

Hoy me he despertado, he desayunado, me he duchado y he ido a comer pizza con los del piso al centro. Aquí el plan es siempre comer pizza, creo que hasta me voy a hartar. Y luego me he venido a casa a echar la siesta, que falta me hacía.

Llevo unos días preguntando a italianos si tienen bertsolaris aquí, pero de momento todo el mundo me ha dicho que no. Preguntaré a gente más vieja o más de pueblo.

También me he dado cuenta de que mi italiano ha mejorado mucho, ya le voy quitando la roña. Ahora lo que se me está oxidando es el francés, aunque no hice una mala actuación en la comida en francés de ayer.

Mañana si no llueve, bici.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s