Bgo en Trento 18

Bueno, hoy os hago una de esas entradas resumen, ahorrándome las cosas del día a día.

Jueves.

El jueves me desperté a las 7 de la mañana y dejé fritas las patatas de la tortilla que tenía que hacer para la noche. Tuve una apasionante reunión sobre la negación en la que más o menos sabemos qué han hecho otros y ahora nos queda decidir qué vamos a hacer nosotros.

A la hora de comer aprendí que los ladinos no tienen paro. No es que no tengan prestación de desempleo, es que nunca están en situación de desempleo (esto igual es una exageración). Resulta que en el Alto Adige, por Bolzano y así, hay tres comunidades, la italiana, la germana y la ladina y existe también una ley de protección de minorías (en plan reserva india o no sé) por la que los puestos en la administración se dan dependiendo del censo de cada comunidad. Y sí, en el censo te preguntan de qué comunidad te consideras y no hay opción de sentirte mixto. Total, que los ladinos son muy pocos, como que no llegaría ni a medio funcionario en ninguna oposición. Pero claro, no se puede ofrecer una plaza de funcionario para media persona, así que la ofrecen entera. Total, que los ladinos están sobrerrepresentados en la administración y todos se dedican a la empresa pública.

Por la noche hicimos la cena de piso y mi tortilla tuvo un gran éxito de crítica y público y eso que era de lo mas sencillo que había por ahí. Yo como autora he de decir que, aunque las patatas eran bastante malas, me quedó bastante bien, añadiendo por supuesto la dificultad de dar la vuelta a una tortilla de seis huevos.

Ya que estábamos casi todos en la cena, aprovechamos también para vaciar los congeladores y tirar todo lo que no tenía dueño. Tiramos, sin exagerar 8 kg de pechugas de pollo, congelados de bolsa caducados en 2015 (¿Cuánto llevarían ahí?), pescados enteros sin limpiar ni nada (no preguntéis) y un montón de longanizas y chorizos artesanales (una pena). Yo avisé de que iba a tirar también todo lo que estaba en mi balda de la nevera y, después de dar 3 días de cortesía, hoy he tirado una coliflor medio podrida, unos vegetales imposibles de identificar (todo esto en bolsa cerrada, gracias a dios) y una porción de pizza endurecida de hace como 2 semanas.

Viernes.

El viernes dejé casi visto para sentencia mi artículo para el congreso y Mara me dijo para ir a tomar algo al centro después del trabajo. Así que bajamos al centro, tomamos una cerveza en una terraza, cenamos una porción de pizza y nos comimos un helado mientras veíamos un desfile de modelos. La cerveza de aquí, Forst, está bastante buena y los helados de Grom también están bastante buenos, además de que te los ponen con bastante gusto, bastante más de lo que acostumbramos nosotros. Lo “baten” antes de ponértelo y así se queda como cremoso.

Sábado.

Confiando yo en que se me pasaría el dolor de cabeza/cuello con el pasar de las horas, salí a las 7 de la mañana a coger el autobús hacia Verona. Es que hay una compañía, Flixbus, muy barata y conveniente, que tiene billetes muy baratos, pero sólo a ciertas horas o cuando el bus va más vacío.

Aparecí a las 9 de la mañana en Verona y me dirigí al centro. Todo está cerrado hasta las 10, así que hay que aprovechar para pasear porque luego se llena todo de turistas. Muy exagerada la cantidad de turistas que puede haber, y eso que no es ya verano. Sobre qué ver en Verona, tenéis mi otro blog, así que aquí voy a daros unas impresiones personales.

Eso de que en Italia hay que pagar por todo llega a un extremo en Verona. Absolutamente todos los edificios, museos, cosas de mínimo interés tienen una entrada a todas luces exorbitada. Sin embargo las iglesias son gratis, por lo que he podido observar. Y esto me alegra, porque ya sabéis qué opino yo de pagar or entrar en un lugar de culto.

Aparte, con eso de Romeo y Julieta la gente está bastante achorrada y hay mucho merchandising al rededor del asunto. Y chiringuitos en medio de Piazza Erbe. Supongo que históricamente siempre ha habido mercado en esa plaza, pero es que ahora se venden gorros de paja y focaccias chungas y no se disfruta en absoluto de la magnitud de la plaza.

Y está de obras la ciudad. Andamios por todas partes cubriendo edificios históricos. Ojo, que está bien que los cuiden, pero te quedan unas fotos horrorosas.

Y para terminar dos cosas: 1) el barrio de S. Zeno es muy tranquilo y agradable y está muy cerca del centro y 2) las 11 horas que pasé en Verona son a todas luces excesivas.

Aparte el dolor de cabeza no se me pasó y según llegué a casa me metí en la cama sin cenar, porque me dolía muchísimo la cabeza.

Domingo.

El domingo estuve evaluando si ir a urgencias o no. No sabía si eran mocos, si era otitis o una dermatitis en el oído externo. Llamé al seguro que nos pone el Gobierno Vasco y me dijeron que fuera al médico sin problemas, que ellos me reembolsaban (habrá que ver esta parte).

Después de tres horas en urgencias, a donde no me llevé un libro por eso de dar más pena, un análisis de sangre y un médico que no vocalizaba nada, tengo otalgia. Tratamiento: esperar 5 o 6 días y tomar paracetamol de 1g cuando me duela. Miré en internet lo que es la otalgia: dolor de oídos. Así, genérico, cual ibuprofeno cinfa. Y ni en la historia que me dió el doctor Di Sipio ni en ninguna otra parte aparece la causa de mi otalgia. Que digo yo que alguna causa tendrá (y fijo que es la dermatitis, aunque suene raro). Por lo menos no es otitis, ni sinusitis.

Ya le dije al médico que no me salían mocos verdes. Me dijo que a ver qué estudiaba. Le dije que lingüística, pero que una vez mi hermana tuvo sinusitis y le salían mocos verdes. Decirle “no creo que sea una infección porque no me salen mocos verdes” me parecía un poco petulante. Como petulante soy también al no comprar el paracetamol de 1g y al seguir tomando los ibuprofenos caducados que me traje de Donosti (que sólo están caducados desde junio de 2015).

A veces me duele el oído, sí, sobre todo si hago esfuerzos, pero bueno, cada vez me duele menos.

Lunes.

Hoy he empezado el día mal. He ido a desayunar y me he dejado la llave que abre la puerta de la habitación dentro. Es en plan hotel, con una tarjeta que luego sirve para activar la luz. La cosa es que si se te cierra la habitación con la tarjeta dentro, se te ha cerrado y tienes que ir a la portería, que está en otro edificio a pedir una llave provisional para poder recuperar la tuya. Y por este episodio, he llegado al bus, 15 segundos antes de que el bus llegara.

Tengo mucha fe en que el bus venga siempre un par de minutos tarde. No sé si debería cambiar eso o simplemente asumir que los buses siempre van 2 minutos tarde y disfrutar de la vida. Y sí, hoy  también iba lleno de niños. Estoy para llamar a lo que sea que haya en S. Rocco para preguntar hasta cuando va a durar esta tortura. Eso sí, cada vez que hay niños, no pago el autobús y si por un casual un día se  monta un pica entre S. Rocco y Povo, le explicaré claramente que no voy a pagar si no se me ofrece un servicio digno. Y que hable con su jefe.

Y en el trabajo normal, con Skype incluido. Estamos haciendo una web para EusHeidelTime y Kike me ha puesto bien unos archivos en el servidor de backup. os juro que cada vez que intento yo lo de subir la copia al backup pasa algo. Lo que he hecho hoy ha dejado ojiplático a Kike y me ha preguntado si lo voy a tocar más veces antes de volver de Italia. Le he dicho que no contemplo esa opción.

He salido tardecillo del trabajo por eso de que no tengo prisa por andar en bicicleta hasta que no se me curen los oídos, he ido al super y he estado haciendo cosas aleatorias hasta la hora de cenar.

Ahora sólo me falta ducharme e ir a dormir. Y poner la alarma a las 7.45 para ir a cambiar las sábanas mañana.

 

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s