Bgo en Trento 8

Domingo deportivo el de hoy. Heido en bicicleta hasta Rovereto por el bidegorri. Una gozada. Quitando que creo que me seguía un tío mirándome el culo, hasta que he adelantado a otra tía y creo que se ha quedado mirando el suyo. No tener buen culo es una suerte a veces. Hablando de culo, 42 km son demasiados en bicicleta para el mío.

Rovereto tiene una parte vieja bonita por la que me he dado una vuelta. Tiene también un museo de la guerra y preveo que volveré a visitar Rovereto con más calma otro día, ya veremos si en bici…

La vuelta la he hecho a todo correr porque pretendía llegar a que me dieran de comer en el bar de la resi. Los últimos 5 km han sido mortales, pero he llegado. He hecho la ida y la vuelta en el mismo tiempo, un record. Pero el bar estaba cerrado, he leído más el calendario y empiezan a abrir los domingos el domingo que viene. Os podéis imaginar mi desasosiego.

Mi zona no es especialmente prolija en restauración. Ni en restauración ni en nada, la verdad, pero pensaba que la pizzería de mi amigo el marroquí podría salvarme la vida. Pero no, estaba cerrada. No sé cuando hace negocio este hombre. Así que no me ha quedado otra que ir al supermercado y comprarme una pizza. Con eso de que sólo desayuno leche con cereales y ceno ensalada, no tengo casi nada para comer.

He hecho la pizza, he pillado unos pokemon y me he duchado, que falta me hacía. Luego he haraganeado y he trabajado en mi blog de viajes a partes iguales, hasta que he decidido bajar a preguntar por la lavandería y hacer la compra. Es un lujo sin el que podría vivir, sin lugar a dudas, pero que el super de al lado de mi casa esté abierto los domingos amplia bastante mi capacidad de actuación.

Para la lavandería, 3 lavadoras y 2 secadoras (en Manchester había como 10 de cada para una resi del mismo calibre), hay que coger una llavecita en plan chip que hace que el lavado te salga más barato, 1,80 frente a los 2,20 sin llavecita. Así que me he agenciado una, previo pago de la fianza de 5€ (cuando me devuelvan todas las fianzas voy a ser muchimillonaria) y he ido al supermercado a comprar detergente y algo de comer.

He puesto la lavadora, después de esperar a que apareciera la dueña de al menos una de las lavadoras que estaba ya terminada y he lavado la ropa. Ya sabéis que me gusta ir a la lavandería con un libro y esperar. Me gusta leer cuando no puedo hacer otra cosa. Creo que por eso me gusta viajar en transporte público y espero toda la semana con ganas el rato que tengo para leer en el Pesa de camino o de vuelta de Donosti.

Aunque hay secadoras, yo que soy como McGyver y que el otro día compré una cuerda para tal propósito, me he montado un tendedero en la terraza. Además, de momento es absurdo secar en secadora teniendo en cuenta el calor que hace.

Y ya tengo blog de viajes. Después de pensar nombres, de pensar dónde alojarlo, me ha venido la inspiración de parte de Ariane, que se ha hecho un blog también. Hay una comunidad de bloggers vascos, blogariak, que funciona con WordPress y he alojado ahí mi blog. La comunidad es pequeña, pero es un escaparate hacia mi público objetivo. No os lo pongo todavía porque estoy en el  Hello, world!, pero pronto empezará a tomar forma. Espero que tenga éxito. O lo suficientemente poco como para que no me robe mucho tiempo o lo suficientemente mucho para poder vivir de ello. Nada de medias tintas.

He cenado y aquí estoy. Hoy pronto a la cama.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s