Bgo en Trento 6

Viernes, por fin, y sin pintxo pote el jueves. Ni qué decir que mi productividad ha aumentado exponencialmente. También mi cansancio. La verdad es que el martes estaba ya deseando que fuera viernes.

Total, que me he despertado, he desayunado y he ido al trabajo y en el autobús he hablado con Mara, que no sé de qué país hispanohablante es, pero trabaja conmigo. Lo que sí que tengo que decir es que parece que todo el mundo que conozco parece que se va en un par de semanas. Los espanto o no sé.

Y el trabajo ha sido un hórrido coñazo de leer cosas infumables a las que gustosamente haría alguna que otra alegación. También he hablado con Anna, la única predoc lingüista del grupo de aquí, y hemos quedado para comer para el lunes. No es que vaya de guay, pero no como con los predocs, no porque me caigan mal ni nada, si no porque comen a las 12 y eso es demasiado pronto si quiero aguantar hasta la hora de salida. Inviable aunque te lleves el postre para la merienda.

Y ha llegado la hora de comer, hemos comido, hemos hablado de una especie de churros de pasta y espinacas que comen en el Tirol, spatzel, o algo así y de vino. En el Trentino se hace vino y ya he dicho que voy a probarlo. Ya me han dicho que es un vino con cuerpo, ya os contaré. Manuela, además, me ha dicho que me va a traer para probar un vino de una amiga suya. Será una experiencia. Anne-Lyse, gran amante de la cerveza, en cambio, me ha dicho que aquí la cerveza es rollo Heineken, nada especial.

Y la tarde ha sido igual de coñazo que la mañana, hasta que a las 17.30 he dicho basta y me he ido del trabajo. Cuando he llegado a casa, he mirado si había Fairy, porque ayer se acabó y nadie compró. Había medio bote, cualquiera sabe de dónde ha salido, pero se agradece. Después de haraganear, he ido al bar de la resi a cenar y mientras la chica me ha contado que desde hace 3 años está el bar muy tranquilo, que todos se han vuelto muy estudiosos. La verdad es que yo era la única cliente, hasta que ha venido una guiri y se ha pedido una cerveza y se ha sentado a beberla solitariamente. He pensado sentarme a cenar con ella, pero estaba muy entretenida con su móvil y no nos hacía caso a la camarera y a mí.

Así que he cenado en nuestra cocina con el cubano, Elena1 (es que casualidades de la vida hay dos Elenas y las dos son de Vicenza) y los dos chinos, Ming y Chan. He intentado convencerles de ir a fiestas de Madonna Bianca, que hoy había karaoke, pero no ha cuajado mi propuesta, no deben de ser de txosna. Y luego me he venido a escribir y a trabajar en mi blog de viajes.

Es que quiero hacer un blog de viajes bueno, que sea digno de ser retwitteado, que sea “featured” en Sustatu o algo así. He estado mirando plataformas, sitios donde pueda ser adecuado… pero me parece que ni Zuzeu ni Uriola son adecuados. ¿Encaja ahí un blog de viajes? ¿Puedo gestionarlo como me salga del moño? ¿Las categorías y etiquetas cómo aparecen? Creo que seguiré en mi fiel WordPress.

Ayer se me olvidó deciros que he aprobado el examen de limpieza. El mes que viene estará más complicado.

Mañana turismo por Trento, a ver qué se cuece.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s