Bgo en Trento 5

Hoy me he despertado tarde, a las 8.30, pensando que el banco abría a las 9, he desayunado y he barrido el cuarto. Es que hoy venía la polizia della pulizia, o sea, los que controlan una vez al mes si el cuarto está limpio. Si no apruebas, te hacen una inspección al de una semana y si vuelves a suspender, contratan un servicio de limpieza y te lo hacen pagar. Es decir, te hacen tener el cuarto limpio incluso contra tu voluntad.

Resulta que el banco más cercano lo abren a las 8.05. No preguntéis por qué el .05 ni por qué cierra a las 12.55. Me han hecho firmar la privacy (que obviamente no he leído) y me han cobrado 2,5€ por pagar un recibo. Y la chica, que me ha contado que tiene un hijo con fiebre, que no sabe por qué son tan enrevesados con las finanzas en  Italia y varias cosas más, me ha dicho que te lo cobran en todas partes (espero que online, no).

Hemos tenido también una conversación sobre el código fiscal. Los italianos tienen DNI y código fiscal. Le he preguntado si una persona puede tener más de un código fiscal y me ha dicho que no. Entonces le he hecho una pregunta obvia: ¿si no se pueden tener dos códigos, de qué sirve tener dos identificadores únicos? Teniendo en cuenta, además que el ócdigo fiscal es sustancialmente más largo que el número del DNI. Creo que la tía no lo había pensado nunca, pero se ha dado cuenta del absurdo.

Y luego he cogido el autobús. No el 13 como cabía esperar, si no el 8 para luego coger el 5. En fin, 8 o lata de sardinas, más o menos lo mismo. No he pagado, no porque no quería, si no que porque no he conseguido llegar a la canceladora. Y luego he cogido el 5. La verdad es que no tenía nada claro donde tenía que bajarme y por casualidad me he bajado en una parada en la que también paraba el 5. Estoy muy aventurera.

He llegado a trabajar después de un periplo de unos 40 minutos (con el 13 hubiera sido más) y he conseguido los resultados que ayer no conseguia. Ya me han dicho que el fallo no es mi culpa y que no se sabe exactamente qué es lo que casca. Así que he tenido que sacrificar un texto sobre la guerra civil americana. Una pena, pero bueno.

Luego hemos comido y en el café una señora me ha dicho que fue una vez al País Vasco, a buscar Gernika y que en Gernika se hizo persona. Pero que le dió mucha pena lo pobre que parece Gernika toda llena de carteles por las calles. Yo sé que nuestros carteles asombran a los de fuera, pero nunca hubiera pensado que dan sensación de pobreza. Luego me ha dicho que simpatiza mucho con los vascos y que me daba la bienvenida al Trentino. Mis colegas se han reído, porque al parecer esa señora jamás dirá que el Trentino es Italia.

Luego he tenido my Skype con Arantza, que ha sido interrumpido por una reunión de machine translation que no estaba programada. Y el investigador jefe, me ha mandado a otra parte. Más exactamente, a su despacho. Y luego una becaria me ha traído un helado, porque los jueves en machine translation siempre hay helado.

Y luego he seguido trabajando hasta que he querido ir al baño. Y no he ido porque el baño de tías estaba cerrado por limpieza y el de hombres no estaba operativo según la otra de la limpieza. Ya les he dicho a las señoras que ya no son unisex, pero no me han hecho mucho caso. Así que ya no me quedaba tiempo para ir al baño antes de coger el autobús y no he ido.

Y he cogido el autobús con la predoc que me ha dado el helado, que es italiana pero habla castellano perfectamente con un fuerte acento sudamericano. Ya me ha contado que es que su novio es ecuatoriano y que le encanta el acento castellano. Cada palabra que decía un poco de jerga me la preguntaba o decía que le encantaba.

Después de llegar a casa y hacer pis he salido con la bicicleta a buscar el bidegorri maldito por otro camino que parecía también super obvio y tampoco lo he encontrado. Pero tranquilos, que el camino que hice ayer ya sabía cómo hacerlo bien y he conseguido cogerlo. Estaba lleno de gente paseando, corriendo, patinando y andando en bici. Un paseo guay, la verdad. Tal vez este domingo dé el gran salto y vaya hasta Rovereto en bici, aunque me duele un poco el culo.

Luego he venido a casa, he trabajado un poco y he cenado.

No sé si el fin de semana escribiré, ya veremos, depende del plan que lleve. Además tengo un par de cosas para escribir y en algún momento tendré que empezar con mi blog de viajes.

Sobre el vinagre, sí, funcionó. Es suficiente con 3 horas. Hoy además he leído la etiqueta del vinagre y entre sus usos, hace más hincapié en los de limpiar que en los de comer. Sospechoso cuando menos. Yo lo cogí de la balda de los de comer y en la etiqueta aparecen unas hortalizas, pero está claro que la verdad es otra. Aunque no sé qué cabía esperar por 0,69.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s