Bgo en Donosti II 101

Empiezo a sospechar que ya no estoy en Euskal Herria, no por la cantidad de inglés que se escucha en las calles, si no por la situación anticiclónica que nos acompaña desde hace casi una semana. Aparte, ayer no os escribí porque se quedó Peio a dormir en mi casa porque anda de congreso y además fuimos con los de mi curro a ver la sanjuanada de Sagues. En fin, en cualquier barrio de Bilbao se hacen mejores sanjuanadas, aunque he de reconocer que la romería que hubo es un puntazo.

Total que hoy no me ha sonado el despertador porque el teléfono se me ha apagado inexplicablemente. Menos mal que Peio se ha dado cuenta de que eran las 8. Hemos desayunado, he hecho la comida y me he ido a trabajar. Y he trabajado mucho, pero no he tenido mucha suerte en lo que a productividad se refiere. Primero porque no sabía cómo entrar a los servidores y luego porque me faltaba una cosa.

Antes de comer hemos tenido una charla de un escocés y me he dormido unas 10 veces. Y luego hemos ido a comer y a tomar el sol. En serio, es sospechoso que no haya llovido todavía, no quiero ni imaginarme lo que va a echar en el momento menos esperado.

Y luego he vuelto a la oficina y me he vuelto loca con cosas del campamento. Me ha parecido que he estado como 3 horas haciendo cosas, pero fortunosamente para mí, sólo he perdido unos 45 minutos de mi preciada jornada laboral. Y luego he seguido trabajando normal, he quedado con Haritz para que me solucionara mis problemas con las máquinas y he ido a la merendola del hidromiel.

Es que Iñigo ha hecho hidromiel. Muy bueno, por cierto. Es la primera vez que tomo, pero creo que se puede decir que está bueno. Y Zuhaitz ha llevado sus famosas napolitanitas caseras y yo mi queso del Roncal. Sólo ha quedado un poco de queso. Muy bueno el queso, por cierto. El queso de Marengo es una lotería, a veces está bueno y otras veces muy bueno. Esta vez ha sido del segundo grupo.

Y luego he venido a casa, me he cambiado y he ido a la playa a nadar. Resumen de mis 20 minutos en el agua:

1) Estoy en buena forma.

2) El neopreno viene de cine porque el agua todavía está demasiado fresca.

3) El neopreno es un puñetero coñazo, se me sube y me agobia. Es que es una chaquetilla.

4) El neopreno ha sido una mala compra, la semana que viene entraré sin él y lo reservaré para otros menesteres.

Y luego he venido a casa, me he duchado y he cenado. Y ahora estoy viendo Hanburgesa Zaparrada en etb1. ¿Sabéis que “zaparrada” es una palabra en castellano? A WordPress le gusta, no me la marca en rojo.

y esto es todo por hoy. Mañana mi último pintxopote hasta septiembre.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s