Bgo en Donosti II 100

¡Qué número más redondo es el 100! Un número magnífico para una entrada de semana de gran nivel.

Hoy el despertador ha sonado a las 7.45, pero lo he apagado porque bien me lo merecía. Ayer estuve hasta que se acabaron los conciertos de Gure Esku Dago en la calle por lo que no pude irme pronto a dormir. La verdad es que llevo desde el jueves pasado con el horario cambiado, porque entre Maule e Isaba no he tenido ni un minuto extra de sueño. Tanto que hasta creo que me he acostumbrado a dormir poco.

Total, que por muchas voces que he escuchado en casa por la mañana, he sido capaz de aguantarme las ganas de levantarme de la cama hasta las 9 o así. Luego he desayunado, me he duchado, me he hecho la comida y he ido a trabajar. Y he trabajado bastante, la verdad, durante toda la mañana. Es que voy en serio con lo de acabar el artículo del estado del arte. Lo aborrezco, no hay duda, pero veo pronto la culminación del artículo y eso me motiva.

Y luego hemos ido a comer y a tomar el sol. Y tan en serio nos lo hemos tomado, que hasta nos han sacado una foto. Y luego he invertido 45 minutos de mi vida en el nuevo hit musical del proyecto artístico en el que estoy inmersa. Ya os lo haré llegar cuando lo tengamos.

Y luego he vuelto a trabajar duro, ya casi he acabado con los corpus, aunque he de reconocer que lo que cuento tiene menos gracia que un chiste de Jaimito. Y tras una breve pausa para merendar, he seguido trabajando hasta las 7, hora en la que he ido a tomarme un Kas (sí, un Kas de limón) con algunos del trabajo.

Y estando en la terraza del bar, he visto a Peio, que tenía congreso y me ha dicho que mañana se queda a dormir en casa.

Y luego he ido al super a comprar detergente para poder lavar la ropa y he venido a casa.

Y en casa me he duchado, he puesto la lavadora, he cambiado las sábanas y he cenado. Tenía idea de ir a nadar, pero se me ha liado la tarde como veis. Además, bastante voy a tener estos días con organizar la mudanza y el inicio de campamento.

A partir de mañana me voy a despertar a las 7 para poder trabajar más o poder salir antes, depende de las ganas que tenga de trabajar. Es que me entra cargo de conciencia por trabajar poco en verano.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s