Bgo en Donosti II 85

Comienza otra semana en Donosti y comienza con una decepción. Tranquilos, no es nada grave, sólo que prometían altas temperaturas y en Donosti no hemos pasado de los 20 grados. Pero bueno, eso no me ha impedido despertarme, desayunar y ponerme unos pantalones cortos. Hoy no tenía comida para llevar porque ayer llegué del Herri Urrats a las 22.30, así que me he ido a la universidad con las manos en los bolsillos.

Y ha sido llegar, encender el ordenador, imprimir un par de cosillas e ir a una reunión. Y ahí he andado preparando la presentación del jueves y revisando alguna cosilla más. Y sin tiempo a respirar casi, he ido a otra reunión para el experimento que vamos a empezar a hacer en breves. Y luego he ido al café aprovechando que estaba en la facultad.

Y luego me he puesto a trabajar. Bueno, primero he perdido bastante tiempo intentando descubrir por qué no tenía internet. Y aún no lo tengo muy claro, pero tiene que ver con el teléfono. Además que los periódicos se abrían perfectamente y las cuentas de correo y así no se abrían. Y no era cosa de la caché. Es un misterio. Mañana os cuento.

Y casi sin hacer nada he ido a comer. Me he comprado un magnífico bocata en psico y he comido con mis amiguitos. Andamos organizando cómo vamos a ir a Durango el miércoles. A las 7.30 hemos quedado en la facultad. No puede ser que me despierte dos veces antes de las 7 en 4 días. Eso es inhumano… Pero es lo que hay, hay que pasar por el albergue antes de las 9 en Durango.

Y por la tarde ya he tenido tiempo de trabajar a gusto. Y he trabajado mucho y bien. Básicamente porque tengo que corregir el artículo de SEPLN para el viernes y en la oficina sólo voy a estar mañana.

Luego he venido a casa, he cogido la bici y la he llevado a arreglar. Me han dicho que me pase mañana a por ella. Y luego he ido a la bertsoeskola. Y me ha pasado que no he sabido muy bien entender el tema del que tenía que escribir. Y aún así, Jon me ha dicho que los tres primeros puntos eran una maravilla. Es la primera vez que me lo dice. He flipado un poco.

Y luego he venido a casa y he cenado. Y ahora ya sólo me falta ducharme y poner a descongelar algo para mañana.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s