Bgo en Donosti II 85

Comienza otra semana en Donosti y comienza con una decepción. Tranquilos, no es nada grave, sólo que prometían altas temperaturas y en Donosti no hemos pasado de los 20 grados. Pero bueno, eso no me ha impedido despertarme, desayunar y ponerme unos pantalones cortos. Hoy no tenía comida para llevar porque ayer llegué del Herri Urrats a las 22.30, así que me he ido a la universidad con las manos en los bolsillos.

Y ha sido llegar, encender el ordenador, imprimir un par de cosillas e ir a una reunión. Y ahí he andado preparando la presentación del jueves y revisando alguna cosilla más. Y sin tiempo a respirar casi, he ido a otra reunión para el experimento que vamos a empezar a hacer en breves. Y luego he ido al café aprovechando que estaba en la facultad.

Y luego me he puesto a trabajar. Bueno, primero he perdido bastante tiempo intentando descubrir por qué no tenía internet. Y aún no lo tengo muy claro, pero tiene que ver con el teléfono. Además que los periódicos se abrían perfectamente y las cuentas de correo y así no se abrían. Y no era cosa de la caché. Es un misterio. Mañana os cuento.

Y casi sin hacer nada he ido a comer. Me he comprado un magnífico bocata en psico y he comido con mis amiguitos. Andamos organizando cómo vamos a ir a Durango el miércoles. A las 7.30 hemos quedado en la facultad. No puede ser que me despierte dos veces antes de las 7 en 4 días. Eso es inhumano… Pero es lo que hay, hay que pasar por el albergue antes de las 9 en Durango.

Y por la tarde ya he tenido tiempo de trabajar a gusto. Y he trabajado mucho y bien. Básicamente porque tengo que corregir el artículo de SEPLN para el viernes y en la oficina sólo voy a estar mañana.

Luego he venido a casa, he cogido la bici y la he llevado a arreglar. Me han dicho que me pase mañana a por ella. Y luego he ido a la bertsoeskola. Y me ha pasado que no he sabido muy bien entender el tema del que tenía que escribir. Y aún así, Jon me ha dicho que los tres primeros puntos eran una maravilla. Es la primera vez que me lo dice. He flipado un poco.

Y luego he venido a casa y he cenado. Y ahora ya sólo me falta ducharme y poner a descongelar algo para mañana.

Advertisements

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s