Bgo en Donosti II 53

Supongo que todos sabéis que a los filólogos nos preparan en esta vida para arreglar ordenadores de estudiantes de arquitectura. Se estudia en primero con Abaitua, en serio. Bueno, en realidad, no, pero en una casa de arquitectos aquí estoy yo ahora arreglando el ordenador de Endika. Y de mientras os escribo, porque estas cosas van lentas y hay que tomárselas con calma.

Pues hoy me he despertado a la hora, he desayunado, me he hecho la comida y he ido a la uni con mis playeras y mi ropa de correr en la mochila. Y me he puesto a preparar la salida del Ganekogorta, Y luego me he puesto a trabajar, un poco haciendo tiempo hasta las 11, que tenía un curso sobre dar publicidad a mi investigación y saber buscar artículos. El curso, bien, el ritmo, mal. Se podía haber hecho y dicho lo mismo en un poco menos de tiempo, honestamente. Me ha entrado un poco de sueño y todo.

Y luego me he ido a comer. Y hoy, como no hacía sol, hemos hecho la sobremesa en la cafetería. Ya os digo yo que no ha sido lo mismo…

Y luego me he puesto a hacer una ardua y dura tarea de identificar herramientas automáticas de procesamiento de información temporal. Ya veis que el título sólo ya es arduo y duro. Y luego me he cambiado de ropa y he ido a correr. Y en mis 300 metros de calentamiento me han visto Oier, que es el runner oficial de IXA y que corre la Behobia como quien va a por el pan, y Arantxa, que cuenta la leyenda que salió una vez a correr, y se han partido la caja al verme, así como pensando que no llegaría muy lejos.

Pero tras un buen calentamiento, he aguantado el ritmo del resto. Vale que no estoy a su nivel, pero he aguantado a su ritmo todo el tiempo. 20 minutos corriendo, calculo que el Lilatón a esa velocidad serán 30 minutos corriendo… ¡esto está hecho! Y luego me he duchado en Korta con el agua tan caliente como he querido y sin tener miedo de morir de congelación al salir. No me ducho todos los días en la oficina por no andar paseando la mochila.

Y luego he cogido la bici y me he reunido con unos cuantos del trabajo para ir a tomar unos pintxos de fundamento en la parte vieja para celebrar la despedida de Roland. Y he ido con Roland en bici, que tiene unas ruedas de 26″ y que no ha salido a correr. Hemos llegado antes que los que iban en autobús. Mañana si soy capaz de bajar las escaleras del portal, me pongo un pin.

Y luego nos hemos dejado el jornal en pintxos (caros de pelotas, pero ricos), me he encontrado con Mike y hemos estado hablando de idiosincrasias culturales como la obsesión gipuzkoana por la basura y que según Marten, el holandés, los perros hacen más pis en la calle aquí. Ya le hemos dicho que la gente también hace más pis en la calle aquí. Se ha sorprendido.

Y luego nos hemos vuelto a casa. En realidad estoy cansadísima y estoy a ver cuando acabo esto para ponerme a hacer unos macarrones para mañana. Así que nada, os dejo por hoy.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s