Bgo en Donosti II 42

Por si no os habéis dado cuenta, hoy es martes y 13. Y yo me lo he comido con patatas.

Me he despertado a las 7.45 de la mañana, he subido la persiana y he visto el cristal de la terraza mojado. Y he dicho “mierda, tengo la ropa colgada y está lloviendo”. Pero me equivocaba, era una toalla chorreante que ha colgado la bruja de arriba. Y que me estaba mojando la mitad de mi ropa. Por lo que he recogido lo que estaba seco y he cambiado de sitio lo que se estaba mojando. Cabe decir que nuestras terrazas tienen como dos tramos de cuerda de colgar. Pues la de arriba ha colgado justo en el mismo que yo. No es la primera vez que pienso que lo hace por joder, lo del 4×4 en medio del parking no pareció muy casual…

Y luego he desayunado, he hecho la comida (y he echado más picante de la cuenta, pero al final ha quedado bueno), me he vestido y he ido a ver si soltaba el candado de la bici. Pues no. Le he dado bien de 3 en 1 y no he conseguido abrirlo. Así que me he ido andando a la universidad.

Y durante una mañana bastante anodina, mientras seguía haciendo una labor harto anodina, he recibido un email del secretario de LSI diciendo que tenía un sobre para mí. Al principio he pensado que era alguna cosa de la renovación del contrato y así. Pero, oh, mi sorpresa cuando he ido al despacho, he cogido el sobre y lo he abierto. La semana pasada llevé la subsanación de la documentación para mi estancia en Trento al registro. Pues me la han mandado de vuelta. Y eso que pone “a la atención de política científica del Gobierno Vasco” o algo así. He de decir que es un documento que sale automático, que no cabe lugar a error.

Y luego he ido a comer, he encontrado sitio para sentarme e incluso he tenido tenedor, cosa que no es nada habitual. Parecía que todo iba bien, pero secando los tuppers, uno tenía agua en el reborde y me he empapado. Ya os digo que me he comido el martes y 13 con patatas. El café no ha ido mucho mejor: he visto que se acercaba lluvia y hemos estado comentando si aguantaba o no. Pues bien, ha empezado a chispear y yo tenía la mitad de mi ropa colgada. Así que rauda y veloz, he escrito en el grupo del piso y Endika ha acudido en mi socorro y la ha recogido (y me la ha dejado dobladita, qué majo).

Luego he vuelto al trabajo y me he puesto a rellenar los papeles para pedir el título del PER. Y para eso había que hacer un ingreso en la Laboral. Pues lo he intentado dos veces y me decía que la cuenta no existía. Así que he llamado a uno de los teléfonos que había en la web del PER y me ha dicho la señora que no se puede hacer el pago, que han cerrado la cuenta y que están pasándose a una pasarela de pagos, pero que todavía no está lista. Y que mande la documentación sin el pago y que ya me dirán cómo hacerlo.

Y a media tarde, milagrosamente, he terminado con la tediosa labor de hacer las gidalerroak para los SLINK. Y he ido al registro para aclarar lo del sobre. Se les ha caído la cara de vergüenza a las pobres. Ya les he dicho que no pasaba nada, pero que mandaran la hoja al GV.

Y me he vuelto a la oficina. Y cuando estaba a medio camino, por delante de la cafetería de psicología, me ha llamado un número largo. De esos que sabes que o es el GV o es la UPV. Eran las del registro; que hiciera el favor de ir inmediatamente. Yo ya pensando que me iban a montar un pollo. Pero no, es que habían estado haciendo de detectives y me han dicho “este sobre ha sido manipulado; la pegatina está arrancada y por detrás está abierto y vuelto a cerrar con celo”. Yo he pensado lo mismo que por la mañana: como soy “de la casa”, pues han usado un sobre de reciclaje. Pues no, ellas mandan los sobres con pegatina y bien cerrados se lo manden a quien se lo manden. Ya les he dicho que no pasa nada, pero que lo manden. Pues no, como hasta mañana al mediodía no sale el correo, han quedado en que le van a enseñar el desbarajuste a “Cristina”, al parecer la jefa de negociado, porque la letra en el sobre parece suya. Y han dejado el papel y el sobre agarrados con un clip en un montón  de papeles. De esta me lo pierden seguro.

Y luego he trabajado un poco más y después me he puesto a hacer lo de coordinador de TL. Y he flipado con el bloque de libre elección, tanto que pensaba hacerlo entero, pero me he apresurado a pedir una certificación semificticia de mi experiencia en funciones de coordinación para ahorrarme el 50%. Esperemos que me lo den por válido. Luego he hecho unas gestiones con el señor decano, que ha venido a Korta a matar varios pájaros de un tiro, y me he ido a casa.

He conseguido soltar el candado de la bicicleta y he puesto el nuevo, que es de contraseña. He merendado, me he puesto ropa de deporte y he ido a dantza. Y para no haber bailado un arin arin a lo antiguotarra desde hacía un mes, no lo he hecho tan mal. Creo que a partir de las 6 o así, mi suerte ha empezado a cambiar.

Después de dantza, he vuelto a casa, me he cambiado de playeras y he salido a correr. He combinado correr y andar en tramos de unos 300 m. Estoy en muy baja forma. Mañana tendré que salir otra vez, que Itziar ya me ha liado para el Lilatón. Espero poder correr 5 km dentro de 6 semanas.

Y luego me he duchado, me he lavado el pelo y mientras me lo secaba, he visto que hay una araña en mi cuarto de baño. Bastante grande. Pero ahí se va a quedar. Salvo que me pique; en ese caso, me la cargo.

Y luego he cenado. Y ahora me queda hacer la comida de mañana. Y correr cansa.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s