Bgo en Donosti II 21

Hoy ha amanecido “caluroso” y soleado y he desayunado un trozo del bizcocho que nos trajeron ayer las amigas de Endika. Menos mal que me despierto pronto, si no, ni lo huelo… Pero bueno, he podido desayunar un trozo y luego me he hecho la comida, me he vestido y he salido para el trabajo.

Ha sido una mañana de ardua labor, la verdad, no he parado. Tanto que hasta se me ha pasado rápido y ni me he dado cuenta de que era la hora de comer.

Pero Maxux me ha avisado y he ido a comer. Y luego iba a pagar euskal dantzak en el cajero, pero el cajero no dejaba, así que lo que he hecho ha sido actualizar la contraseña de la banca online para poder hacer el pago desde ahí. Es curioso que cambiar la contraseña se pueda hacer desde el cajero.

Y luego he vuelto a trabajar y estaba otra vez tan concentrada en la lectura de un PDF, que casi se me olvida que a las 3 tenía reunión. Por la mañana me he acordado, pero ahí en el momento pues ni me acordaba. Pero ahí estaba Maxux otra vez para avisarme. Y menuda reunión, he salido con mogollón de trabajo. Vamos a retomar mi investigación a tope, tengo que escribir un estado del arte crítico, tengo que etiquetar dos textos de Fagor, tengo que investigar los verbos ligeros y hacer un paper sobre ellos… Y tengo que estudiar para el PER también. Sólo os digo que he salido de la reunión y me he puesto a trabajar duramente, ni siquiera he hecho nada del PER.

Y luego me he ido de compras aprovechando que esta semana tengo el coche en Donosti y que de tres pantalones que tengo dos tienen agujero. Señor agujero, además. También me he comprado un jersey que me hacía falta, llevaba mucho tiempo queriendo reponer mi jersey rojo que se quedó en China.

También he hecho un poco de compra en el Eroski de cosas que no venden en el Dia. Con esta explicación se puede decir que he comprado el 99% del Eroski, pero sólo he comprado cosas necesarias como lomo adobado o gnocchi.

Y luego he venido a casa y bli bli bli y ahora os estoy escribiendo esto.

Se me ha olvidado contar que mis compañeros quieren que les haga una paella. No me puedo creer que se fíen de mí. Yo no sé si me fiaría de una persona que sólo ha hecho una paella en su vida. Hemos quedado para comerla el jueves que viene, ya os contaré qué tal me sale esta vez.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s