Bgo en Donosti 14

Hola, hola, hola.

Cosas que hemos aprendido hoy: el cuscús queda mejor con margarina que con aceite de oliva. Pero se puede comer. También hemos aprendido que las páginas ministeriales son consideradas muy muy muy inseguras por Firefox (tanto que no te da la opción esa de “acepto los riesgos”) y que por eso hay que abrirlas con Internet Explorer.

Hoy me he despertado, he desayunado y he hecho pollo con cuscús y he ido a trabajar acompañada de Eneko y Mikel, que opinan, sin yo sugestionarles en ningún momento, que las baldosas de Donosti resbalan un huevo. Eneko, además, ha aportado una anécdota (una leche monumental que se pegó en la calle Matía en pleno pintxo-pote). Y por la mañana me he estado leyendo un PDF de unas normas ISO (siempre apasionantes). Y he cogido vez en el INSS para pedir un papel. El viernes, después del pasaporte, voy a ver qué me cuentan.

He comido en la uni, Nora ha dicho que como demasiado poco (yo me he quedado a gusto) y he vuelto al tajo, esta vez a escribir basándome en lo que había leído por la mañana. Y luego he querido imprimir una foto mía a color (que no deberían pedírmela para el pasaporte según la web, pero por si las moscas), pero en mi despacho estamos sin tinta amarilla y sólo se puede imprimir en blanco y negro. Le he dejado encargo a Uxoa y me la ha hecho. Mañana me paso a por ella.

Luego me he tomado un zurito a la salida del trabajo y he venido a casa a hacer más deberes de francés. Hoy tocaba redacción. La he hecho sólo a sucio porque me daba pereza pasarla a limpio, pero tranquilos, que hay tiempo. De mientras he visto una charla sobre la transmisión del euskera, a la que no le he hecho mucho caso y tres capítulos de Cómo conocí a vuestra madre. Y nada más.

Ahora haré unos raviolis para mañana, que es más entretenido comer en la uni que en casa, cenaré, me ducharé y veré Tribuaren Berbak. Y luego a ver si consigo dormir 8 horas, que desde que estoy aquí, me entretengo y me voy tarde a dormir.

Hace un frío de mil demonios, por cierto. Tengo la calefacción encendida y ni por esas se me calienta el cuarto. Fijo que en el resto de la casa hace aún más frío…

Mañana como es jueves confío en que algún alma caritativa quiera venir conmigo al pintxo-pote, porque si no me aburro en casa. Y como llueve, pues tampoco salgo a correr (que no me vendría nada mal) y se me hace muy larga la tarde. Y no voy a meter horas extra, porque tampoco es que tenga mucho trabajo, no vaya a ser que se me acabe la tesis demasiado pronto…

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s