Bgo en Donosti 04

Me retracto de lo dicho ayer. Los de la EOI de Donosti no saben más francés que los de Bilbao, saben normal. El examen no me ha ido mal al final (esto aparte), si bien ha sido catastrófico (menos en la parte de redacción que he aprobado holgadamente, milagrosamente).

En el trabajo no he hecho el paseíllo ese por los despachos porque mi Cicerone, Uxoa, estaba ocupada. Pero, para que el día fuera infructuoso igualmente, he perdido 2 horas de mi vida intentando configurar una cosa en el ordenador. Infructuosamente. Ni con ayuda de Gorka el informático. Mañana vigésimo séptimo asalto.

Por otro lado, no sé si hoy ha llovido en Bilbao, pero aquí ha caído de todo. Es una pena que cuando he dicho “il pleut des cordes” no me haya oído madame (que creo que se llama Maite). El paraguas sigue teniendo 8 varillas, si bien varias están completamente torcidas. Ha sido tal el viento aquí que en el paso de cebra delante de Korta me ha llevado. Literal. Nunca me he enfrentado a un viento así.

Y con esta mierda de tiempo pues ni ir en bici al trabajo (que no ha sido sustraída aún), ni salir a correr.

Y para no perder las buenas costumbres, una queja sobre Donosti (aparte de lo vergonzosamente caro que es el super BM. Mañana voy al Aliprox). A partir de las 9 no hay autobuses entre Amara y Antiguo, hay que hacer trasbordo (como los domingos a partir de las 19.45). Flipando estoy. ¿Cómo puede ser que el servicio de buses sea tan malo en esta ciudad? No tienen metro (no, que no os engañen los carteles de Metro Donostialdea), ni tranvía que le haga sombra al autobús. Te cobran 88 céntimos por trayecto si tienes la tarjeta (si no, es 1,60 €), ni hablar sobre las frecuencias y encima quitan líneas a horas que son perfectamente razonables para andar por la calle. Esto tiene que dar beneficios a la Compañia del Tranvía de San Sebastián.

La lavadora la he puesto también. Desde que he llegado mis compañeros de piso no han hecho más que quejarse de lo que tarda la ropa en secarse. Eso sí, la lavadora a 800 revoluciones, pudiendo ponerla a 1000. Y la ropa colgada eternamente hasta que se acartona. No sé yo cómo de seca les gustará la ropa, pero ya les he dicho lo de las revoluciones para que se les seque antes.

Y mañana os contaré lo del paseíllo famoso. Y más cosas. Y seguro que alguna queja más.

P. S. El metro de Bilbao vale con Barik entre San Ignacio y Bolueta 0,86, si no me equivoco, el tranvía 0,67 y el autobús 0,64. ¡Expandid la voz si creéis que el gafitas (y su predecesor bufanditas) son unos ladrones!

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s