Bgo en Namur 74

Bueno, aquí estoy otra vez tras el parón carnavalesco. La licenciatura fue estupenda, todo fue bien, hay fotos en facebook, tuenti y mi casa por si queréis ver. Carnavales también, estupendamente y los días con mi padre en Bélgica, estupendos también. Pero bueno, ya estoy otra vez en la rutina.

El miércoles después de dejar a mi padre en el aeropuerto fui a casa y luego fui a cenar a casa de Fran porque había venido su amiga Esther de Gante. Esther no es de Gante, pero vive en Gante y es amiga de Fran. Y a lo tonto a lo tonto llegué a las 2.30 a casa. No, la verdad es que no estuvimos de fiesta, porque no había, estuvimos de cierrabares totales.

Ayer me desperté tarde, desayuné y fui al supermercado por la mañana porque tenía la nevera vacía. Luego comí y me fui a cambiar el aceite del coche. 142,01 euros me cobraron. Es que me cambiaron el filtro pero… Luego volví a casa y a las 9 fui a la piscina con Fran. El entrenamiento, bien, pero tuve que abandonarlo prematuramente porque me entró agua en el oído. Vale, esto es normal, muy normal, pero es que se me metió hasta muy dentro y no os imagináis el dolor. Aún me duele (ya he aprendido que “aún” es de tiempo y “aun” una conjunción adverstiva), pero espero que se me vaya pasando. Así que me vine a casa me duché, cené y me fui a dormir. El monitor de la piscina me dijo que a él le cobraban más de 400 euros por hacer el mantenimiento del coche y otro de la piscina dijo que por menos de 200 no te hacían lo de cambiarte el aceite y el filtro, así que debo ser afortunada. Además mi padre me envió un email para decirme que según la web de Midas de Bélgica me tenían que haber cobrado 156 euros. Yo no he mirado cuanta mano de obra me cobraron, pero en hacer todo tardaron unos 10 minutos, por lo que mucho no me pueden cobrar.

Hoy me he despertado a las 10, he desayunado y he ordenado mi cuarto (aunque ya lo he vuelto a desordenar) y he ido a la biblioteca a renovar el préstamo del libro y al supermercado a comprar patatas y los ingredientes del helado de chocolate. Las patatas tienen que ser transgénicas o algo porque saben buenas, tardan bastante en ponerse pochas y está a 19 céntimos el kilo. Pero saben buenas y ya os he dicho que aguantan bastante.

Luego he vuelto a casa y he seguido haciendo cosas de mi lista de tareas pendientes como calcular cuántos esclavos trabajan para mí en slaveryfootprint.org y leer un extracto del último cómic de Guy Delisle (son bastante buenos y en las bibliotecas municipales de Bilbao podéis coger unos cuantos). Luego he comido y he hecho el helado para mañana porque mañana Mónica nos ha invitado a comer a Fran y a mí. No sé cómo la primera vez que hice el helado monté tanto cristo porque esta vez he tardado 5 minutos y no he manchado nada. Mañana os contaré cómo me ha quedado.

Y luego he preparado las clases de esta semana. Lo mismo para todos: carnavales. O sea, vamos a trabajar sobre los carnavales, no es que nos vayamos a disfrazar.

Y luego nada interesante más: he hecho manualidades, he visto “la tele” y he estado simplemente en internet. Supongo que luego saldré un rato con Fran aunque no sé nada de él.

Mañana (o pasado) más.

 

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s