Bgo en Namur 60

Igual estabais preocupados por mi silencio, pero es que tampoco tenía mucho que decir.

El viernes comenzó un fin de semana poco activo. La verdad es que la lluvia con viento fuerte desanima a cualquiera. Por la mañana lo más interesante que hice fue ir al supermercado y comprar leche con un 3% de descuento. En total ahorré 9 céntimos. Luego fui a comer a casa de Fran y comimos unos raviolis buenísimos, la verdad. Y como Fran tenía que hacer una traducción me vine a casa y estuve trabajando un poco en los relatos que estoy escribiendo para los diferentes concursos en los que participo.

A las 6.30 quedé con Fran otra vez y fuimos a la casa de la cultura de Namur porque había la inauguración de dos exposiciones y daban aperitivo. Bueno, una copa de vino a cambio de oír al comisario de la exposición. Una de las exposiciones era de fotografía y ni Fran ni yo conseguimos entender absolutamente nada de lo que los fotógrafos querían expresar. Y el vino estaba malísimo, la verdad, eso no se podría haber mejorado ni con una botella entera de Cocacola. Yo me bebí media copa y pasé al agua. La exposición de pintura, pues hombre, no me gustó, pero por lo menos había algo de elaboración, porque las fotos… había algunas que parecía que el tío había salido con la bici a fotografiar lo primero que pillaba sin ton ni son.

Luego nos comimos unas patatas fritas y vinimos a mi casa ver la peli del Pagafantas (que previamente me había descargado antes de que cerraran Megaupload). Y luego no hicimos nada más.

El sábado por la mañana quedé con Fran para ir a la mediateca de Namur porque había discos, DVDs y juegos de liquidación. Al final no compramos nada, pero me parece que volveré el martes a comprar algún disco. Y aunque parezca increíble, encontré un disco de Hertzainak y otro de otros dos vascos entre los discos de liquidación. El euskera llegó a Namur en los 90, señoras y señores. ¿Por qué estaban esos discos ahí? ¿Quién fue el iluminado que los compró para la mediateca? Nunca lo sabremos…

Y luego me vine a comer y por la tarde me dediqué a preparar una charla que tengo que dar mañana (en francés) a unos alumnos y profesores que se van una semana a Girona en un intercambio Comenius a conocer jóvenes europeos. También me dediqué a la creación literaria y acabé cenando una pizza que compré en el supermercado. Es que el menú del recién abierto restaurante de Pierrick son 28 euros.

Luego mi idea era salir un poquito, pero ni Fran ni los erasmus estaban muy por la labor, así que incluso llamé a las de Lieja (que habían salido hasta el amanecer el viernes y estaban cansadas) y Manu (que estaba en el cine y para cuando salió ya no había trenes a Charleroi). Así que hablé un poco por Skype con Nerea y luego vi la película “El planeta libre”, una peli francesa que habla de ecología y así y me fui a la cama pensando cómo puedo consumir menos y tratar mejor a la pachamama. También vi un vídeo en youtube, que ya había visto, sobre la creación de la Reserva Federal de los Estados Unidos y su grandísima maldad. Aquí tenéis el link del vídeo subtitulado en castellano. Os gustará. También podéis ver la peli francesa esa (que mis lectores de más edad seguro que conocen) en youtube.

Hoy iba a ir a pasear, pero como seguimos con lluvia y viento he decidido que sería mejor quedarme en casa. Y he ordenado mi cuarto y he tirado papeles a la basura e incluso me han entrado ganas de barrer. Pero me las he aguantado. Lo que sí que he hecho, como en todo domingo que se precie, ha sido cambiar las sábanas y las toallas. Luego he terminado lo de la charla de mañana y he comido.

Esperaba que por la tarde mejorara un poco el tiempo, pero no ha sido así o, al menos, no lo suficiente, así que he decidido preparar las clases de mañana y hacer un poco de manualidades. Y por eso ahora mismo tengo un Okalimotxo a medio hacer. Para mis lectores de más edad: un Okalimotxo es un juego en el que hay un tablero como el de la oca con pruebas y semejantes y las casillas con número terminado en 8 son como las casillas de oca. El objetivo en mi caso suele ser beber lo menos posible para no acabar mal, pero hay otros que defienden que el juego es mejor cuanto más bebe uno mismo. Podéis encontrar varias versiones en internet para vuestras veladas.

Y nada más de momento. Ya veis que he cambiado la foto de cabecera. No por nada especial, la otra era bien bonita, pero me ha parecido que la nueva está más en consonancia con el contenido del blog.

Aún no se me ha ocurrido nada grandioso ni mágico para cuidar a la pachamama, pero antes he visto un vídeo sobre Peleas de abajo y su deuda y se me han ocurrido varias soluciones a su problema: ya que no llenan la residencia con ancianos, podrían llenarla con chavales de campamentos; ya que tienen un frontón tan bonito, podrían organizar torneos y vender Cocacolas a 1 euro para sacar unas perrillas; ya que no tienen dinero para orquestas, podrían invitar a tocar gratis a los grupos emergentes de la comarca (que siempre quieren ir y se llevan su propia megafonía si hace falta) y vender Cocacolas a 1 euro otra vez. Donde digo Cocacola se puede poner cualquier otra cosa. Esto no les va a sacar de pobres, pero igual así en vez de 500 años, igual sólo tardan 450 en saldar la deuda.

Para lo de la pachamama ya se me ocurrirá algo, no desesperéis.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s