Bgo en Namur 54

Hoy ha sido mi primer día de trabajo en esta segunda etapa en Bélgica. Y como no tenía coche, he ido en tren. Para ello me he despertado a las 6.45, que para mí es algo así como un sacrilegio. Hago bien en ir en coche, probablemente ahorraría unos eurillos si fuera en tren (5 al mes o así), pero si voy en coche gano una barbaridad de tiempo de dormir (30 minutos cada mañana).

Y en el tren y eso bien. He descubierto que en Jemeppe-sur-Sambre hay una fábrica gigante de vete tú a saber qué y que la estación de Tamines está a 100 metros del colegio.

Yo que había ido para cuatro clases sólo he dado una, porque Deborah me ha dicho que no me necesitaba más. Así que he dado mi clase y me he vuelto a Namur. Una vez en casa he quedado con Pierrick en que tenía que encontrarme con Niko Etxart en la plaza Léopold, o sea, la rotonda más hostil de Namur, más que la de Artaza y eso que no es ni la mitad de la mitad y luego he ido al supermercado.

Cuando he llegado al supermercado casi me caigo de culo literalmente cuando he visto que la gasolina super 95 había subido en 3 semanas de 1,477 a 1,537. Varias veces he mencionado que desde que llegué a Namur el precio se había mantenido, pero es que arece que a los belgas les mola más lo de subirla de golpe y porrazo. Serán las medidas de ahorro del heterogéneo gobierno de Elio di Rupo. Y no compensa, pero el aceite de oliva está más barato que en España. Es más, he comprado aceite de oliva extra virgen a 2.19. Básicamente porque no había del suave a menos de 5 euros el litro. Y ahora pagaré las consecuencias comiendo palitos de merluza que saben a aceituna. Espero acostumbrarme.

Cuando he vuelto a casa me he apuntado, de locurón, a ser voluntaria en la Eurocopa de fútbol, así que es probable que pase junio en Gdansk o Poznan dando indicaciones a los seguidores de la roja.

Luego he venido a casa y he comido y he estado haciendo tiempo hasta que llegara la hora de ir a la rotonda con un cartel que pusiera Niko E Mr. Gautier. Pero ha aparecido Pierrick a las tres y media o así y me ha dicho que su padre ha tenido que ir de urgencia al hospital y que me llevaba él. Así que he estado haciendo tiempo: he visto series, he escrito un microrrelato para un concurso, he leído la prensa…

Y luego he ido a por el coche, he visto que Niko Etxart estaba sano sanísimo y he vuelto a casa. He aparcado justo en frente, así que mañana podré despertarme un pelín más tarde. Y luego he cambiado las sábanas y las toallas para empezar frescamente la semana.

De momento nada más. Aunque tenéis que reconocer que este post me ha quedado bastante bien en comparación con otros que he hecho este año.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s