Bgo en Namur 23

¿Qué tal están mis queridos lecotres? Espero que bien, sobre todo aquellos que han podido disfrutar de este nuevo festivo que nos ha puesto nuestro lehendakari, que no contento con no pegar ni sello el fin de semana, ahora tampoco trabaja los martes.

Bueno, hoy se cumple un mes desde mi llegada a este país y para celebrarlo tengo 12 días de fiesta. Es que aquí hay una semana de vacaciones, pero aparte mañana no tengo clase porque los chavales tienen examen y no tengo que ir. Eso sí, tendré que mover el coche de vez en cuando para que no parezca que lo he dejado abandonado en la vía pública y a nadie se le ocurra llamar a la grúa.

Pues eso, hoy he ido a trabajar 50 minutos y he dado otra vez la charla de los indignados, aunque más que de indignados es de la crisis en España, pero bueno. Y como cada vez voy mejorando la presentación casi me estoy volviendo la Leopoldo Abadía de Bélgica. Aparte de un montón de vídeos de dibujos animados que me he chupado para entender bien lo de las hipotecas subprime (aunque ya lo entendí bien cuando me leí el libro de la Crisis Ninja). Luego la gente me dice que no estudie económicas, pero la verdad es que me parece jodidamente interesante (y encima la dan en la UNED). Si me encarcelan…

Y luego he venido a casa y… notición: he ordenado mi cuarto. Ahora está ligeramente menos desordenado o por lo menos hay menos cosas en estorbo. Y luego he cocinado, he comido y he empezado a disfrutar de mis vacaciones. A las 15.50 he salido a la calle para echar gasolina al coche (que hace un pitido insoportable cuando entra en reserva) y acercarlo porque a la mañana lo había aparcado en casacristo. Y sí, he tenido suerte, la gasolina estaba más barata que la semana anterior (1.51-1.47) y he encontrado sitio en la siempre fiel Rue du Progres. Es una calle que no sé por qué siempre tiene sitio.

Y luego no he hecho absolutamente nada productivo hasta que a las 19.30 he ido a la piscina. Hoy no he sentido que el agua tuviera tropezones, así que mejor que mejor. Pero por otra parte se me ha roto el gorro (por el que invertí 75 céntimos el año pasado) y mañana iré a comprar otro y había demasiada gente en bikini. Ya sabéis qué opino yo de la gente que comete el error de ir a “nadar” en bikini. Además, como es la sesión para universitarios los jóvenes en bikini y bañador de flores tienden a cansarse rápido y agolparse en la pared para hablar. Y encima tienes que pedirles perdón cuando das un viraje y les pegas. Y otra cosa ¿Qué coño manía tiene el mundo con nadar a braza? Y encima lento, porque una cosa es nadar braza a una velocidad razonable pero otra cosa es que yo te adelante a braza. Pero bueno, me sentía con ganas y he nadado 1000 metros a pesar de todo. (Por cierto que digo yo que la gente nada braza porque es el estilo en el que menos se te mueve el bikini)

Y luego me he venido a casa me he duchado y he cenado. Como veis nada del otro mundo, pero bueno, ya vendrán días con más cosas más interesantes para contar.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s