Bgo en Namur 11

Y sí, los jueves en Namur son mejores que los viernes y los sábados pero a la 1 ya empiezan a cerrar los bares. Porque al día siguiente hay clase. Hay un sitio al que no entré que llaman el Búnker y que debe ser lo más destroyer que te puedes echar a la cara. Algún día  iré y os contaré. En un bar que se llama el Arc en ciel pinchó un dj muy bueno, pero nadie le hizo ni puñetero caso y luego otros sitios eran sin más para tomar algo. Los viernes y los sábados, como no hay universitarios, es más todo como de tomar algo.

Ah, y ayer a la noche también viví una subasta benéfica de camisetas que hicieron en el Festival Internacional de ine Francófono de Namur.

Por otro lado, y cambiando totalmente de tema, mandar una carta de Namur a Bruselas cuesta 71 céntimos como descubrí ayer por la mañana. Casi te trae más cuenta darla tú en mano. La verdad es que no sé cómo puede ser tan caro el servicio de correos en un país tan pequeño.

Ayer también monté una cama de IKEA con Fran, que ya se ha mudado y ya le ha comprado una cama su casera. Le ha comprado la cama y la ha tenido que montar él, sí. Bueno, y yo le ayudé bastante. Ya sabéis que me gusta montar muebles de IKEA.

Hoy por la mañana he ido al mercadillo con Fran bajo una intensa lluvia, pero primero he pasado por la biblioteca a dejar un libro y coger otros. Y el bibliotecario me quería cobrar 25 céntimos por cada libro prestado, pero cuando le he preguntado por qué me ha preguntado a ver si había pagado antes y le he dicho que no, que soy becaria y ha cambiado no sé qué en el ordenador sin ningún problema. Un tío majo. Y se parecía a Coto Matamoros el del 7ºC.

Y se me ha roto el paraguas que había traído de Bilbao, así que me he comprado otro en una tienda que es mezcla de Poundworld y Primark. En realidad aquí hay varias tiendas de esas: el Zeeman, el Wibra y el Kruidvat (o algo así).

Luego he venido a casa, he comido, he vagueado, ha venido Fran y hemos salido un poquillo y luego hemos cenado una tortilla de patata (llevo ya dos esta semana, así que ya es suficiente). Y hemos intentado encender la calefacción pero no hay manera. En mi cuarto ni tan mal, con jersey se puede sobrevivir, pero en el de Mónica hace un frío de pelotas, en plan frío frío. Hemos intentado buscar el manual de instrucciones en internet, pero sólo está el de instalación y en ese no pone cómo manejarlo, así que creo que he puesto la calefa, pero tampoco estoy muy segura. Creedme si os digo que en el cuarto de Mónica hay 15º.

Y de momento nada más, que también he ordenado mis papeles y que hoy ha llovido mucho hasta para alguien de Bilbao.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s