Bgo en Namur 10

Esta es una entrada diferente porque ya no os escribo desde un taburete (sin haberlo deseado me ha salido un pareado).

Ayer también fui a Bruselas a una jornada de formación de la consejería de educación de la embajada española. Para ello me desperté pronto y cogí el tren de las 8.20 a Bruselas. El trayecto, sin más, pero descubrí que casi tarda más de la primera estación de Bruselas a la última que de Namur a Bruselas. Yo me bajé en Bruselas Central, que está cerca de la Grand Place y conseguí encontrar el camino a la primera. Y a la salida de la estación unos de Unicef me dieron una tiza gigante metida en una caja en la que está todo en holandés y no entiendo nada, así que no sé qué me están diciendo: que hay que construir escuelas o que hay que derribarlas.

Me encanta Bruselas, es la leche, ideal de la muerte. Y eso que aún no he hecho turismo, pero el rollo que se traen me mola. Ya os dije el otro día que yo iba a trabajar en alguna institución europea y lo mantengo.

La jornada no estuvo mal porque nos enseñaron un montón de recursos que podemos usar. Es decir: puedo tirarme un año entero viviendo del trabajo de otros. Si es que ya sabéis lo que digo yo: siempre hay alguien que lo ha hecho antes que tú (y lo ha puesto en internet).

La consejera nos dijo que eramos embajadores de España y no sé qué y luego nos fue preguntando a cada uno de dónde éramos. Yo dije que era de Bilbao y me dijo: ¿de Bilbao?, pero ¿de siempre?, ¿nacida allí?. No sé qué esperaba que le respondiera, pero yo le decía a todo que sí y al final puso una cara de esas de “bueno, bueno, será verdad”. Temo que ahora me estén investigando, parece ser que los vascos no participan en este tipo de actividades, o no sé. Pero la mujer como que flipó bastante.

Nos dieron de comer un bocadillo, que estaba muy bueno. Y después de la formación me fui a la estación central otra vez. Y llegué y mi tren llevaba 10 minutos de retraso, pero bueno, bajé al andén y esperé. Y para cuando me monté el retraso era de 13 minutos y para cuando salimos de Bruselas de 20. Además, el tren era bastante viejuno, pero tenía los asientos mazo acolchados. Me parece que el retraso se debió (como supongo que se deberá todos los días) a que Bruselas no da abasto (¿se escribe así?) con la cantidad de trenes que circulan en hora punta.

Luego llegué a casa derrengada y no hice nada de provecho y por eso tampoco os escribí. Hablé con mi padre un poquillo por Skype, lo justo para que me dijera que había llegado una carta del banco para mí y que me la iba a mandar a Namur. La verdad es que no sé si las cartas llegan, porque ya me tendría que haber llegado una de Lycamobile con una recarga de 7.50 euros de saldo…

Hoy he puesto la lavadora. Pero antes he ido a una tienda de bricolaje y he comprado una cuerda. Explicación: 10 minutos de secadora valen 50 céntimos; si pongo toda la ropa a secar necesito unos 40-50 minutos (y no exagero), pero si sólo meto las cosas grandes necesito la mitad de tiempo. Entonces: he ido a la lavandería con toda mi ropa sucia (y sin calcetines porque ya no me quedaban más limpios) y he puesto la lavadora y luego sólo he metido en la secadora las toallas, sábanas, vaqueros y alguna cosilla más.

Y después de 20 minutos de secadora he venido a casa y he colgado la ropa que no he metido en la secadora en las cuerdas que previamente había dispuesto para tal función. Queda muy bohemio esto de tener la ropa colgada en medio de la habitación. Y, además, no se me encogen las camisetas.

Luego he comido y he hecho una actividad para mis clases de castellano. En realidad he hecho dos, también he hecho una sobre el 12 de octubre, pero esa me ha costado hacerla 5 minutos.

Y luego hemos ido al Carrefour porque he descubierto cuánto valían las sillas: 7.90 euros. Y hemos comprado una silla para cada una y yo he aprovechado también para comprar otras cosillas. Entre ellas una cosa que vale para marcar a qué hora has aparcado que se usa en las calles que sólo te dejan aparcar 3 horas gratis (véase mi calle y supongo que otras en otros pueblos a los que viaje).

Y nada, hemos venido y os estoy escribiendo. Puedo aventurarme a decir que hoy cenaré una tortilla de patata y que luego saldremos al centro a probar un jueves universitario en Namur. Espero que sea un poco más alentador que los sábados en Namur.

Iruzkin 1

  1. hola queria e ilustre hermana,
    dice usted que ha colgado las ropas de su cuarto, le invito a ver el mio de la resi, que esta igual. eso si, superanos, se nos ha roto la ventana y nos la han desmontado.
    =)


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s