Bgo en Namur 04

Por mucho que vaya al supermercado, siempre se me olvida comprar algo. Y eso que llevo una lista. Eso sí, hoy antes de ir al Carrefour de Jambes he ido a la piscina, a la “bassin de la nation” o algo así, pero estaba cerrada porque hoy es el día de la comunidad francesa. Y según me ha explicado Pierrick, mi casero, es fiesta para todos los entes oficiales. La piscina municipal es también un ente oficial según parece. Algo así como el día del funcionario podríamos llamarlo.

Y también he hablado con Pierrick, que aspira a abrir su restaurante raro a finales del mes que viene… pues lo tiene chungo. Me ha dicho dónde está el Carrefour y luego hemos hablado de los 15 centímetros de verglass (hielo) que se hacen en Namur en invierno. Así que ya veré lo que hago con el coche. Probablemente lo llevaré a Bilbao y lo traeré en Semana Santa.

Después de comer he ido a la ciudadela. Considero que la oficina de turismo de Namur es un poco exagerada al recomendar el uso de calzado de montaña para acceder. Se puede subir hasta arriba en coche por una carretera perfectamente asfaltada. Yo he subido por los caminos de tierra por los que sí que hay que llevar calzado de montaña. Ye echado un montón de fotos y luego me he ido a leer al lado de un canal.

Aquí en vez de caminos usan unas superbarcazas para llevar los contenedores. Tiene que ser un trabajo interesante. Y encima no creo que te marees por los canales.

Ah, se me olvidaba. Si habéis estado alguna vez en Namur os habréis dado cuenta de que no hay contenedores de basura. Pues bien, os lo explico: no hay porque te recogen la basura en la puerta de tu casa. En unas bolsas especiales, una para plásticos y semejantes y la otra para el resto de la basura. Ahora atención, cada bolsa vale 1 euro y solo puede ser esa bolsa del ayuntamiento. Y aún así, pagan anualmente una cuota de basuras. Se supone que las bolsas se llenan a razón de una por semana (es decir, dos porque una es ara plásticos) y que el ayuntamiento de cada portal se saca 100 euros aproximadamente al año (que seguro que en Bilbao es más) y encima luego se paga aparte otra tasa de basuras. ¡Y en Namur no hay que reponer contenedores quemados! No sé yo si este sistema es muy buena idea.

Que sepáis que ya tengo almohada y secador de pelo. Al principio pensaba que sólo había secadores de más de 34.95 euros, pero es que los baratos los tenían a 5 metros… al final me he comprado uno de 12.90 de la prestigiosa marca Carrefour Discount. Mañana os cuento qué tal funciona. Y las almohadas en este país son cuadradas. No hay rectangulares como las que tenemos nosotros. Por lo menos no en el Carrefour. Y claro, tú te vienes aquí con tus fundas de almohada y resulta que no te valen y te tienes que comprar unas nuevas. Son raros. Y también dicen algunas palabras raras que aún no he sido capaz de descifrar. Pero son muy amables en general. El Carrefour me ha gustado también, pero hay que ir en coche, así que será sólo para grandes compras.

Iruzkin 1

  1. en casa habia almohadas, solo que tu padre no sabia donde. la proxima vez preguntame a mi en vez de acabar comprandote cojines para la cabeza.

    =)


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s