Bgo en Namur 03

Ya estoy otra vez aquí. Hoy he hecho muchas cosas. Primero me he cagado en la falta de persianas y me he prometido a mí misma que me inventaré algo aunque quizá cuando llegue la primavera. Luego he desayunado y bla ,bla, bla y he ido al supermercado más chungo y terrorífico en el que he estado en mi vida. Si no os gusta cómo está distribuido el Lidl, ni se os ocurra ir al Cotruy, o algo así. Aunque se supone que era barato. Mirad si ahorran que no te dan ni ticket. No es que salga de la máquina y no te lo den, es que ni siquiera sale de la máquina. He comprado algunas cosillas, pero como no podía con todo, he dejado otras cosas para la tarde.

Luego me he ido al centro a dar una vuelta. He entrado en la facultad de letras a ver el tablón de anuncios. Ya se ofrecen clases de castellano por 60 euros (no sé si la hora, la semana o el mes). Tendré que ofrecer yo algo mejor. Tampoco hay carteles de fiestas erasmus. Yo diría que ni siquiera hay erasmus.

Y me he ido a la calle de tiendas y así a ver qué ofertas tenían de telefonía móvil. El centro precioso, las ofertas una mierda comparando con la siempre fiel y económica Lycamobile. Eso sí, las calles son ideales y tiene terracitas y florecitas. De vuelta a casa he entrado en un badulaque de al lado de mi casa y he comprado una tarjeta de Lycamobile, así que ya tengo número de teléfono. Y me sé la dirección de mi casa.

Se me ha olvidado decir que ayer conocí a mis compañeras de piso, que son muy majas al parecer. Lo que pasa es que hablan francés y yo no les pillo todo, pero bueno, que majas son un rato. Hoy a la mañana también he conocido a mi casero que estaba haciendo obras en ese restaurante raruno que quiere abrir en la planta baja de mi casa. Un tío majo también. Una cosa, no sé por qué dicen que los belgas hablan francés raro. Yo les entiendo lo mismo que a los franceses.

Después de comer he ido a hacer más compras. Camino de otro super (al de la mañana no creo que vuelva ni loca), he entrado en una tienda de ropa barata que se llama Zeeman y me he comprado unas magníficas zapatillas de casa con suela de goma (a ver cuanto aguantan) y diez perchas para poder colgar mi ropa. Y he ido al otro super. Me ha gustado tanto que le he pedido a la cajera el formulario para hacerme la tarjeta de fidelidad. Además de que vistos los precios en este país todo euro de descuento es bienvenido (sobre todo teniendo en cuenta que esto no es Inglaterra y que aquí la gente no va tirando dinero al suelo). Como hoy es el día del cliente, encima, me han regalado unos chocolates belgas de esos de Guylain y unos vales de descuento. Pero este país sigue siendo caro.

Luego he vuelto a casa y he organizado mi habitación. No tenemos todavía escoba, pero se lo he dicho al casero y ha dicho que va a comprar una. Fregona sí que hay, ya si eso mañana…

Luego me he ido al parque a leer con la vana esperanza de encontrar allí un grupo de erasmus hispanogritantes. No ha habido suerte. Aunque he descubierto que sí que hay estudiantes francogritantes. He estado hora y media leyendo y luego me he vuelto.

Sigue haciendo muy buen tiempo y mañana lo aprovecharé para pasear. Primero iré a la piscina municipal a ver si me apunto o qué y luego iré a pasear por al lado del canal, que tiene unas esclusas y todo.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s