Bgo en Manchester 122

Ayer con todo lo del partido y esas cosas no me dio tiempo a escribir. Por cierto, ¿me seguís leyendo? A veces parece como que a la gente ya se le ha pasado el interés por mi vida (cosa harto comprensiva debido a lo apasionante de mi vida).
Pues bueno, ayer me desperté bastante tarde a decir verdad, pero es una cosa bastante lógica teniendo en cuenta la comodidad de mi colchón. Todo el que se ha tumbado lo dice, es el mejor colchón del mundo. Y ayer, así, grosso modo, me dediqué al experimento de ExpPhon. La conclusión del experimento es que las frecuencias que forman las vocales no varían (mucho) dependiendo si la vocal está acentuada o no. También hay que decir que sólo hemos analizado 28 sonidos (que la profesora recomendaba eso) y que con 28 sonidos no hay manera de hacer un experimento como Dios manda.
A las 8 de la tarde, harta ya de la fonética me puse a ver el partido del Athletic, en el descanso estuve hablando de fútbol con Satish y cuando llegó el 3-1 me dirigí a fregar los platos, ya no quería ver más. Pero Hiran y Satish me oyeron salir de la habitación y me llamaron para que viera con ellos el partido. No sé si para eso o para reírse no sólo del Athletic sino que de toda la ciudad de Bilbao. Sí, gracias al Athletic, mis compañeros de piso tienen una imagen nefasta de nosotros.
Luego el plan era que Laura y Amaya vinieran a mi resi a comer helado mientras Julene seguía con sus essays, pero al final acabamos en la resi de Julene comiéndonos una tarta de chocolate que no era nuestra. Aparte de la hamburguesa que dijo Julene que no quería y me comí yo. Buenísima, qué pasada.
Y así hasta las 3.
Hoy me he dedicado a hacer cosas de domingo. He desayunado, me he duchado y he bajado a hacer la colada y ya de paso ver la Fórmula 1. Y es que sirve de algo saludar todas las noches a los seguratas. Me han visto llegar con el cesto de la ropa y me han abierto la puerta y encima me han puesto la Fórmula 1 en la tele de la sala común. La verdad es que ha sido una carrera un poco aburrida. Ya va pasando en todas las carreras que se crean situaciones de adelantamiento interminables, que hay dos coches separados por tres décimas, pero no hay manera de adelantar. Eso habrá que cambiarlo para el año que viene.
Luego he comido y me he puesto a trabajar. He hecho los deberes de semántica y he repasado el proyecto de fonética añadiendo algunas mejoras. También he ido a la compra. Mi idea era comprar un desatascador de tuberías químico, porque me niego a volver a desatascar la ducha manualmente, pero no había en Lidl. Lo que sí que he comprado ha sido un spray para impermeabilizar zapatos, crema solar (que yo esperaba temperaturas más altas por esta fecha, pero no pasamos de los 12 grados) y un desengrasante brutal para el fogón. Voy a probar el desengrasante ahora, a ver qué tal y ya os contaré si se ha limpiado un poco el fogón o voy a tener que poner a Helen a frotar.
Y nada más, típico domingo con típico cielo gris.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s