Bgo en Manchester 115

Ayer por la mañana hice cosas de la universidad. Imprimí los apuntes de las clases a las que había faltado, fui a por los deberes de italiano, mandé un fax y… se me olvidó ir a por el papel de justificar las faltas, así que ya tengo tarea para hacer en la hora tonta del lunes. a la tarde me fui de paseo con Julene a celebrar San Jorge. Qué horteras son los ingleses cuando les da por ser patriotas. Y lo cojonudo es que cuando le dije a Julene que ayer era San Jorge, le preguntó a un inglés a ver por qué lo celebraban y el inglés le dijo que porque mató un dragón. Luego me lo preguntó a mí y le contesté absolutamente lo mismo. Palabras textuales: “mató a un dragón”. Luego fuimos a Primark a que Julene se comprara unas medias y luego Yoli me mandó un mensaje para quedar para cenar.

Y ahí que me fui yo a su casa a hacer una tortilla de patata (voy a acabar empatatada a este paso). Nos quedó perfecta. Luego fuimos al Big Hands, porque un colega de Yoli estaba allí. Y sí, era una fiesta privada y tuvimos que decir la contraseña. Sí, porque nos dice el segurata mazo majete: “lo siento, chicas, es una fiesta privada” y le digo: “ya, venimos al cumple de Nicky”. ¿Quién carajo era Nicky? Ni puñetera idea. Estuvimos allí un rato y yo me fui para casa después de tomarme un refresco de cola (no es que no quiera decir marcas comerciales en el blog, es que me pusieron refresco de cola ese de manguera de los típicos en los que ni se han esforzado mínimamente en imitar el sabor a la Coca-Cola).

Cuando llegué a casa los chicos estaban viendo una peli en el cuarto de Satish sacando todo el partido que se puede sacara a sus altavoces. Y entré en la habitación para preguntarles a ver si podían bajar un poco el volumen. Todo a oscuras, peli de miedo, no llamo a la puerta y me pongo a hablar. Pues si vierais el salto que pegó Satish y el susto que se llevaron Hiran y Serj, flipáis.

Hoy a la mañana mientras desayunaba ha venido Satish y me he estado riendo un poco de él por lo de ayer por la noche y no sé cómo, pero la conversación ha derivado en que los españoles son unos infieles (en plan infieles a su pareja, no infieles en plan hereje). Esto sumado a que Satish dice que las españolas son mazo peludas y que los españoles son unos racistas (le sorprendió que le dijera que a mi amama le encantan los negros) puede llevar a algún ministro a pensar que hay que hacer una campaña para limpiar la imagen que se tiene de España en el extranjero.

Luego he hecho deberes, he comido y me he venido a mi cuarto. A las 6 he quedado con Julene para ir al ASDA a hacer unas compras. Espero que no se me olvide la lista de la compra que he hecho, porque ya me incomodaría (veis que finolis soy cuando quiero) que se me olvidara algo que sólo venden en ASDA. Además de que ir “pa na” es tontería.

Ayer descubrí que las holandesas y las inglesas se parecen en algo más que en el color del pelo: bailan fatal. Son arrítmicas totales y encima mueven mogollón los hombros. Tiene una técnica de baile que consiste en hacer eses con todo el cuerpo y como en tres dimensiones. Y claro, tanto meneo es difícil cuadrarlo con el ritmo. Les invitaría, por su bien, a que se limiten a un leve movimiento de cabeza o algo parecido. Por su decencia y por respeto a quienes las tienen que ver, porque no es que las mires, es que da igual a dónde dirijas tu mirada, estarán allí bailando con ese estilo tan peculiar suyo. Encima, yo lo he intentado imitar varias veces y no hay manera, no se puede bailar tan mal.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s