Bgo en Manchester 109

Antes de nada un aplauso a aquel que tuvo la brillante idea de difundir un vídeo en el que cinco bomberos hacían la compra acusándoles de (espero que presuntos) terroristas. Esa persona merece un Príncipe de Asturias, incluso el de carne y hueso si ése es su deseo.

Como hoy no he hecho nada digno de mención pero un cúmulo de casualidades se ha acumulado en mi vida (redundante pero cierto), voy a hacer una entrada diferente. Según vaya narrando las cosas que me han ocurrido iré reflexionando sobre la estupidez humana, que cada vez más está presente en mi vida.

Hoy me he despertado y he conseguido acabar, pero acabar acabar del todo lo del revival del hebreo. Si lo queréis os lo paso por email. Luego he cocinado y he comido viendo cricket. Sigo sin entender ese deporte, pero como era en directo desde la India, los comentaristas eran indios y hablaban muy claro y se les entendía muy bien. Aunque lo que son las normas del juego no hay Cristo bendito que las entienda.

Luego me he dedicado a la semántica después de descubrir que el mundo es muy pequeño. Otra historia sin importancia de mi vida, pero gracias a que BMI baby cancelara mi vuelo he descubierto quién es el novio de mi profesora adjunta de ExpPhon. El mundo es minúsculo. En un momento de la tarde me ha dado por ver La Ola. La peli esa en la que unos niños en un instituto se vuelven fascistas sin darse cuenta. Ya sé que es una peli, pero pone que está basada en hechos reales. No me puedo creer que no se dieran cuenta de lo que estaban haciendo. Por otra parte quiero enfatizar la necesidad de que los adolescentes tengan la autoestima alta. Esta claro que los que más se involucran en el proyecto son los que no se siente a gusto consigo mismos. Aunque bueno, que lo de la autoestima ya lo solucionaba Aldous Huxley con soma (ale, a leerse el libro).

Luego he seguido con la semántica, porque Megavideo me ha hecho esperar 54 minutos (aunque han sido menos), para acabar de ver la película. He acabado de ver la película y he abierto el 20minutos. Primera noticia, la de los pobres bomberos que fueron a comprar yogures al supermercado (cosa habitual entre los turistas que visitan Francia). Y es que ya os aviso yo de lo de las cámaras de vídeo, que son malas, que hay que oponerse a ellas. Mirad qué disgusto se habrán llevado las familias de estas cinco personas. Pues eso, lo que os decía, lo de que las cámaras dan seguridad se lo contáis a otro. Y yo ya estaba con el pensamiento crítico a toda pastilla cuando me han mandado un vídeo sobre facebook.

En el vídeo decía que facebook distribuía nuestros datos a las compañías y estudiaba nuestros gustos y esas cosas. Luego decía cosas como que la CIA nos vigilaba, pero eso es como menos importante, porque, estimados lectores de mi blog, no creo que ninguno de nosotros le interesemos a la CIA. En caso de que sí que le interesemos, oye, lo disimuláis superbien. Y youtube (otra arma de espionaje brutal que ahora tiene la osadía de recomendarte vídeos dependiendo de los vídeos que has visto) tiene un botón para compartir vídeos directamente en facebook. Y he estado a punto de publicar el vídeo ese en facebook. Pero me he acojonado. No quiero perder mi perfil porque no quiero perder los amigos y las fotos y esas cosas. Aunque bueno, bien pensado, podría pedir a la CIA que me mandara la información en un pen drive en caso de que me lo cerraran. Bueno, que me he acojonado y listo. Y lo he escrito en facebook, he reconocido mi derrota poniendo esto:dios mio, soy una libre pensadora de pakotilla, no he puesto un enlace en facebook por miedo a ke me cierren el perfil, no kiero perder mis amistades virtuales. ale, a seguir siendo una oveja del rebaño”. Así soy yo, que voy de independiente, pero me niego a despegarme del sistema.

Me siento un poco mal por esto, la verdad, aunque a veces también pienso que si hay películas que denuncian este borreguismo es que alguien quiere que veamos el borreguismo, pero para usarlo para causas de borreguismo. Es decir, si permiten emtir películas como V de Vendetta, es que algo quieren sacar de ahí. Seguramente miedo. Y hablando de miedo me acaba de venir a la mente un vídeo buenísimo de un tío que va por Londres gritando “seguid consumiendo y así no tendréis miedo” o algo así. No es violento ni nada, simplemente se pone con un megáfono a decir eso en la calle. ¿Qué pensaría esa gente que ve pasar la tarde del sábado en un centro comercial como una buena opción?

Y esto me lleva a pensar en Primark. Es casi imposible salir de Primark sin haber comprado nada. Mi última compra absurda, un sombrero de paja. Absurda del todo no es porque llevo dando la barrila con que quiero un Borsalino de paja desde hace un par de veranos y ahora me he decidido a comprarlo, pero necesidad de tenerlo, la verdad es que no tenía. Por cierto, podéis ver imágenes de mi magnífico sombrero en tuenti y facebook. Igual ahora recibo propaganda virtual de sombreros de paja, nunca se sabe. Bueno, lo que decía de Primark, Primark es un invento del estado irlandés para mantener a sus habitantes entretenidos consumiendo para que no piensen y para que saquen adelante la economía del país. Esto se extiende a todo buen país “civilizado”. En Estados Unidos, por ejemplo y teniendo en cuenta la estupidez de muchos de sus habitantes, usan la técnica del King Size. Tu vas al Walmart y el ketchup sólo viene en garrafas de 4 litro y medio (o sea, un galón). No hay familia, ni siquiera americana que pueda tomarse todo eso antes de que caduque. Así que van, compran porque es la pedazo de oferta y luego se les caduca, por lo que vuelven a comprar otra igual y se les vuelve a caducar y… Seguramente si compraran el de su “talla” ahorrarían dinero.

Y no hablemos de los progrmas del corazón y el fútbol. Poniéndome en plan facebook: ¿Y si las SEÑORAS dejaran de ver los programas del corazón y gobernaran el mundo? LA pregunta queda ahí. Por otra parte también os invito a informaros sobre el fenómeno SEÑORAS que arrasa en facebook. Personalmente a mí me encanta “señoras que se aferran a su tele con culo porque…”, aunque también me gustan “señoras que se cruzan la bata cuando van a decir algo importante” y “señoras que al sacudir el mantel tiran el mando por el balcón (o algo así)”. Hay un sinfín de grupos de señoras. Cosa que denota que aún queda humor en nuestras vidas.

En resumen: soy una esclava del sistema.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s