Bgo en Manchester 96

sé que me habéis echado de menos, pero os juro que no he tenido tiempo

18 de febrero:

Me desperté y no fui a la piscina porque me quedaban un montón de cosas que hacer. No sé qué hice, pero no paré en toda la mañana. Jone Miren e Irantzu llegaron a las 2, les di la llave y me fui corriendo a clase. En la clase me di cuenta de que Yaron Matras puede resultar increíblemente inconexo en sus explicaciones, incluso más que yo. Después de clase, volví a casa, nos organizamos un poco y salimos a descubrir Manchester. Visitamos el centro bajo una lluvia incesante y tomamos un chocolate/capuccino en un Prêt à Manger (ya se me han olvidado las tildes en francés, espero que estén bien). Luego volvimos a casa y después de mirar emails y esas cosas fuimos a cenar a la curry mile.

Cenamos en un restaurante indio. Pedimos unos entrantes variados. Algunos picaban bastante, pensábamos que iba a ser imposible terminar todo lo que habíamos pedido, pero después de esperar un poco conseguimos acabarnos nuestro plato. Que por cierto, el plato no te lo traen con arroz, lo tienes que pedir aparte, aunque bueno, no es caro. Total que me comí un platao de Cheese Chicken Tikka con Palau Rice muy bueno, no picaba mucho, pero sabía a curry y así, no estaba nada mal.

Luego volvimos a casa casi a punto de explotar, vimos un poco la tele (que funciona cuando le da la gana) y luego nos fuimos a la cama, porque al día siguiente nos íbamos a Liverpool.

19 de febrero:

Nos despertamos relativamente pronto después de dormir bien, desayunamos y aunque teníamos tiempo, casi no llegamos al bus. Corrimos por Manchester mientras unos tíos en un camión de basura nos silbaban (qué internacional) y gracias a que nuestro bus no vino, tuvimos tiempo de sobra para coger el billete.

Y llegamos a Liverpool y le llevé por mi tour habitual, con aguanieve incluido/a (seguro que el 80% de mis lectores dudan sobre esta palabra). Y el McDonalds estaba petadísimo cuando fuimos a comer y eso que hicimos tiempo y fuimos a ver la zona de los Beatles y todo. Y el ketchup no viene en sobrecitos. Hay que cogerlo de unos surtidores y te lo sirves en una especie de tarrinitas minúsculas de papel. Ultra práctico con todo el mundo ahí con la bandeja haciendo cola en estorbo para conseguir el ketchup.

Luego fuimos a la zona del puerto, vimos el museo marítimo, luego la estación y nos volvimos a la estación de buses todo reventadas. Y el bus no llegó. Tuvimos que ir en el siguiente, pero bueno, esperamos sentadas al bus así que no importa. Y en el bus nadie paraba quieto, delante de nosotras una familia con niños pequeños y a mi lado un pedazo de hooligan al que se le cayó el móvil. Detrás de nosotras unos padres que en el bus de ida se montaron con dos niños y sin equipaje y que a la vuelta iban sin los dos niños. Creemos que se trata de una caso de abandono.

Luego fuimos a casa y cenamos espaguetis con tomate y luego fuimos un rato a casa de Julene y luego pronto a la cama, porque nos íbamos de turismo al día siguiente.

Mañana os sigo contando.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s