Bgo en Manchester 66

Sé que me habéis echado de menos, pero no he tenido tiempo de escribiros porque no hemos parado.

El viernes a la noche llegaron Nerea y Ainhoa después de sentir los solomillos de una señora regordeta en el avión e intentar ser seducidas por unos ingleses en el tren. Decían que hacía frío en Manchester, pero tampoco hacía tanto frío en invierno. En Piccadilly estuvimos mazo rato esperando a un Magicbus para que Ainhoa y Nerea se sacaran desde entonces el pase. Al final vino uno y nos tocó un chófer guasón que creo que nos dijo que no nos lo podía vender, a lo que yo le dije que nos lo tendría que vender si quería que ellas se montaran.

Llegamos a la resi y cenamos. Ellas un bocadillo de chorizo y yo unos noodles y estuvimos hablando hasta tarde. A la mañana siguiente nos fuimos de turismo por Manchester y vimos el centro, la catedral (llena de andamios y con los de la orquesta de mi uni ensayando villancicos), el ayuntamiento… y luego fuimos a Salford Quay, que es como la zona moderna de la ciudad. Para ello cogimos el tranvía. Una de las máquinas de billetes no funcionaba, pero al final ya conseguimos sacarlos, aunque al final no nos hicieron falta los billetes, porque el sistema es igual que en Bilbao y no se vio ni medio pica por allí.

Salford Quay, como su nombre indica es un puerto, pero ya no hace de puerto, ahora es como el típico sitio en el que se asientan empresas modernas y así. También había patos y cisnes y un outlet y un teatro. El teatro se llama The Lowry, como el outlet, y es del estilo del Guggenheim de Bilbao (ya, después de 12 años, hemos aprendido en Bilbao a escribir el apellido de Solomon). Seguro que el capítulo de los Simpsons en el que aparece Frank Gehry (éste todavía no sé si sabemos escribirlo bien) en la versión inglesa en vez de “factura de Bilbao” Frank dice “factura de Manchester”.

Comimos, miramos unas tiendas y compramos y fuimos a Old Trafford (a verlo desde fuera). Nos sacamos unas fotos con George Best y así (de bronce, claro está) y entramos en la tienda oficial y compramos algo.

Luego volvimos en travía al centro y Ainhoa encontró al final la camiseta para su hermano (parece que en Manchester el rugby no tira mucho). Yo compre algo y luego ya nos volvimos porque a las 9 íbamos a celebrar el cumple de Mikel.

Cenamos gnocchis, nos duchamos, le tomamos el pelo a Hiran (porque se lo merecía) y salimos a casa de Mikel. Descubrí que ya sé llegar a casa de Julene y luego fuimos donde Mikel con unas tortillas que habían hecho Laura, Amaya y Julene y luego vinieron Julene y Alexis con un montón de globos. Después de la fiesta en casa de Mikel (hacia la 1) salimos a la calle a buscar un sitio que cerraran tarde y acabamos en la zona gay (que parece que son más fiesteros). Y estuvimos bailando hasta que cerraron.

Y como no llovía y teníamos la esperanza de que un autobús nos llevara a casa, Ainhoa, Nerea y yo fuimos andando. Pero ni pasó un bus ni no llovía. Nos empapamos enteras, pero también encontramos mazo monedas (de cobre) en el suelo. Entre ellas dos monedas de 5 céntimos de euro y un penique de 1971 todo roñoso (que casi ni se lee) y fuera de curso legal. Y nos metimos en la cama porque al día siguiente nos íbamos a Liverpool.

El domingo fuimos a Liverpool. Si no tienes el railcard de tren te trae más cuenta ir en bus, así que fuimos en bus. Llegamos a Liverpool, vimos las catedrales, fuimos al puerto, fuimos alcentro, comimos, dimos vueltas, tomamos café… y todo sin oír casi ni media palabra en inglés. Es un hecho contrastado que así como los ingleses van a Benidorm, los españoles van a Liverpool. Ibas por la calle y todo eran turistas españoles.

Volvimos derrengadas en el autobus y en casa nos duchamos y deisfrutamos de unos espaguetis muy ricos. Cada vez soy mejor cocinera me parece a mi, qué buenos estaban los gnocchis y qué buenos estaban los espaguetis. Luego hicimos “pipaparty”, pero sólo se nos unió Mikel. Bajé a buscar a Mikel al Varsity y miestras esperaba entré en el bar y fui a saludar a Mikel (Erko) que estaba con sus amigos y Unai. Al pobre Unai no le conocí al principio, pobrecillo. Me dijo que hay gnocchis en Sainsbury’s (que está bastante lejos de mi resi, pero se puede ir en bus, por ejemplo). Luego vino el otro Mikel y estuvimos comiendo pipas, hablando y viendo el tuenti.

Luego nos fuimos a la cama porque hoy había que trabajar.

Hoy nos hemos levantado a las 9 para que a Nerea y Ainhoa les diera tiempo de hacer la maleta como Dios manda y pudieran ir a comprar el jersey de la Man Uni(versity, no United). Se han ido y yo me he quedado organizando mi vida y mi habitación. Y he mirado cuanto dinero me queda: lo justo para sobrevivir. Y la cosa es que tengo dos billetes que no son billetes estándar, uno es del Banco de Escocia, que sí que son de curso legal en Inglaterra y Gales, pero no te los aceptan en todos los sitios y el otro, atención a la jugada, dejó de ser de curso legal el 29 de noviembre de 1991. Gracias aita por darme dinero fuera de curso legal. Esto todo lo sé porque lo he mirado en internet, no os creáis que he llegado yo sola a ese razonamiento. El del Banco de Escocia lo intentaré colar en alguna máquina porque es del mismo tamaño que las libras esterlinas y si no me deja, iré a algún Royal Bank of Scotland a que me lo cambien. El otro billete es un poco más chungo conseguir que me lo cambien, porque el Banco de Inglaterra más cercano está en Warrington a medio camino entre Manchester y Liverpool. Antes el Banco de Inglaterra tenía una sucursal en Manchester, pero ya no, así que ese billete queda en standby hasta que vaya a Warrington, Londres o semejante.

Y luego he ido a la uni a seguir aprendiendo sobre la traducción automática. Y luego he comido y he ido al debate sobre el Partido Socialista Alemán a finales del s. XIX. Pero sólo se ha presentado un ponente, así que poco debate ha habido. No creáis que he ido a un debate friki, es que el tutorial de GermHist iba de eso hoy. Me he marcado un puntazo al saber qué pensaba Marx de la historia. He contado eso de la tesis, antítesis y síntesis y les he dejado a todos maravillados. Bueno, no, pero el profe me ha dicho que muy bien. Por cierto que definitivamente Matthew es un asqueroso imperialista, capitalista y todos esos adjetivos que le suelo llamar. Pone en duda que el capitalismo sea la causa del cambio climático y la globalización. Hombre, directamente no, indirectamente sí.

Luego he venido a casa, he puesto la lavadora y he escrito una redacción para italiano. También he visto Doctor Mateo y MYH y ahora estoy pensando hacer una tortilla de patatas para cenar hoy y comer mañana, que es que como en el Lidl no me aceptan la tarjeta de crédito y me queda poco cash tengo que ir sobreviviendo estos 12 días que me quedan con lo que tengo en el armario (que es bastante, porque lo llené el jueves para que pareciera que tenía cosas para ofrecer).

2 Iruzkin

  1. si no te queda dinero tienes dos soluciones: a) ir al cajero mas cercano a sacar billetes, b) ir al Salvation Army a que te den de comer. Cualquiera que elijas estara bien

  2. la señora era inmeeeeensaa! no exageramos!
    y los hombres… si llegan a estar menos borrachos y nosotras no llevasemos toda la tarde viajando y con sueño y hambre y sed.. otro gallo hubiese cantado jaja
    y tanto que viendo el tuenti!!! madre mia que fichada hicimos! jajja

    la sudadera superbonita! le compré una camiseta a mi aita y todo!(él pagaba)

    la gracia que me hace el nombre “warrington”.. me rio yo sola! está empezando a ser preokupante


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s