Bgo en Dublín (Manchester) 40

Bueno, si estás leyendo esto antes de leer la entrada anterior te recomiendo que leas la anterior antes de nada.

Nos habíamos quedado en que llegué sana y salva al aeropuerto de Dublín, pero todavía me quedaba otro viaje en autobús hasta llegar a mi destino. Así que con mi maletita fui recorriendo pasillos y pasillos del aeropuerto de Dublín (en el que los carteles en gaélico son más grandes que los que están en inglés) y llegué a la salida después de pasar por un sitio en el que me miraron el pasaporte (nada de escáneres de retina y esas cosas). Y allí, en la noche profunda de Irlanda, lloviendo y con mucho frío vi el autobús que tenía que coger. Y había unos tíos vendiendo los tickets para el bus. Me acerqué y les dije que quería un billete para Leopardstown y me dijo el hombre “8 euros”. Yo, ilusa de mí, había preparado en el avión 10 euros pensando que por ese precio me iban a dar el de ida y vuelta. Y le dije al hombre que quería uno de ida y vuelta y hale, 14 euros del ala. Ya me monté en el autobús y fui viendo la ciudad de noche. La verdad es que es un bus que te lleva por lo mejor de Dublín, para cuando llegas al hotel ya has visto la mitad de los monumentos (y te das cuenta de que si ya lo has visto todo el resto del tiempo que pases allí va a ser en balde, hablando exageradamente).

Bueno, ya me bajé en mi parada y allí no estaba Ariane, porque no le había llegado el mensaje que le había mandado. Y yo llamaba y llamaba a Ariane y me decía una voz que el número al que llamaba tenía las llamadas entrantes restringidas y le mandé un mensaje y me llegó un mensaje del novio de Ariane, Jon, que decía que Ariane ahora venía a buscarme y sí, efectivamente llegó en seguida o enseguida (según la RAE). Yo en el tiempo que estuve esperando ya estaba pensando en que me tocaba dormir en mi saco ahí en la marquesina a lo Bear Grylls, pero no hizo falta y, menos mal, porque hacía frío y el suelo no estab del todo seco. Fuimos a la resi donde un vigilante casi no me deja entrar (y la idea de Bear Grylls volvió a rondar mi mente), pero al final me dejó entrar, no sé si por mis dotes persuasivas o porque le di pena, seguramente la segunda opción es la correcta.

El piso de Ariane es muy mono y su habitación también. Sus compañeras de piso son muy majas y una de ellas llevaba un pijama de cuerpo entero rosa cuando llegué, tenía pinta de ser muy cómodo la verdad. Luego estuvimos un rato hablando y esas cosas y nos fuimos a dormir.

La moqueta de Ariane es bastante cómoda y entre eso y que yo me duermo en cualquier sitio, dormí bastante a gusto. Me duché, desayuné y salí con Ariane, ella a la uni y yo a comprar un billete de bus. Me compré un billete que era que por 15 euros te montabas durante 5 días (no hacía falta que fueran consecutivos) en todos los autobuses que te diera la gana. Bueno, siguiendo las instrucciones de Ariane y con el billete en la mano, me monté en el autobús 10 hasta St. Stephen’s Green. En el parque me senté en un banco al lado del estanque de patos para estudiar la ruta hasta la oficina de turismo y conseguir mi propio mapa. Por ahí que me fui por Grafton Street (típica calle peatonal con tiendas) hasta llegar a la oficina de turismo ubicada en una antigua iglesia. Me dieron una mierda de mapa, por lo que seguí usando el de Ariane y también cogí un par de folletillos que creo que ni usé.

Se me ha vuelto a borrar un párrafo. Como decía, cuando salí de la oficina de turismo lo primero que visité fue el Ha’ penny bridge. Mucho no tendréis ni idea de qué puente puede ser ése y yo tampoco hasta hace un año que lo sacaron en la página de Bob Bridgeink (página que todos los meses enseña un puente y pregunta cuál es, si sabes la respuesta le escribes un email a Bob y Bob sortea un libro de puentes entre los acertantes. Mi padre una vez ganó uno, después de estar años escribiendo casi todos los meses a Bob). Bueno, pues fui a ver el puente, que no me imaginaba que pudiera estar justo en el medio de la ciudad, lo crucé y fui andando por la orilla opuesta hasta O’Connell St., que es donde está el mítico GPO en el que quedan los españoles que van a aprender inglés. Me recorrí la calle hasta el Spire. el Spire es un pirindolo gigante, así como el mondadientes de Dios, que se construyó en 2002 ó 2003. digo que se construyó en uno de esos dos años, porque depende de de dónde sacaras la información te decían una cosa u otra. También la razón del pirindolo éste es un poco incierta, yo he leído dos versiones; la primera es que se hizo para recordar un atentado del IRA que fue justo en ese sitio y la otra es que lo hicieron (tarde) para recordar el milenio.

Estoy muy cansada, luego o mañana seguiré informandoos. Por cierto, he descubierto que Satish me roba el ketchup. Ya le robaré yo algo…

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s