Exámenes

No sé que tienen los exámenes, pero vuelven histéricos a muchos.

Es una prueba. Una triste prueba que se supera antes o después. Mejor antes que después, por supuesto; pero tampoco nos vamos a agobiar si no sale a la primera. Así me lo planteo yo. Si no es a la primera, pues me esfuerzo para la siguiente, pero siempre con optimismo.

Otra cosa es cuando pagas por hacer un examen. Ahí ya te puede molestar más suspenderlo por eso de que tienes que volver a abonar las tarifas. Vale, te puedes poner más nervioso.

Cuando te lo juegas todo en un examen también lo puedes pasar mal, si no hay más oportunidades que ésa que te están dando y si suspenderlo va a tener graves consecuencias. Pero ése no es el caso en los examenes de febrero de primero de carrera. Te quedan unas cuantas convocatorias y, si eso, tres meses en verano. Tranquilidad.

Desde aquí a todo el que me lea: sosieeeeeeeeeeeega, que no es para tanto, que te han metido el miedo en el cuerpo y si estás en la universidad es que estás capacitado para ello. Take it easy.

Iruzkin bat utzi

Erantzunik ez oraindik.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s